REAL MADRID

Zidane busca recuperar a Bale entre el recelo de la plantilla

Algunos jugadores no ven con buenos ojos las dos titularidades seguidas que el técnico le ha dado al galés ante Osasuna y Celta. Piensan que otros jugadores se merecían jugar más...

Yo voy a contar con Gareth porque sabemos lo que nos puede aportar. Quiero que esté bien para jugar. Él va a seguir trabajando y contaremos con él”. Así respondía Zinedine Zidane en su conferencia de prensa habitual tras el último entrenamiento en Valdebebas antes del encuentro ante Osasuna. Ese sábado, 8 de febrero, el técnico volvía a contar con el gales para viajar a Pamplona. Al día siguiente, Bale era titular. Jugaría 70 minutos en su regreso a la competición liguera tras haberse perdido los choques ante Sevilla, Valladolid y Atlético (jugó en Copa ante Unionistas y no lo hizo ni ante Zaragoza ni ante Real Sociedad, además de la Supercopa a la que tampoco viajó).

Pues bien, la semana pasada tanto el galés como el entrenador francés estuvieron hablando de la situación del 11 blanco. Zizou detectó un cambio de actitud en el galés en el encuentro ante Osasuna: se dañó el meñique, pidió a los doctores que se lo pegasen junto con otro dedo para seguir jugando y lo siguió haciendo. Además, estas semanas le ha visto más comprometido y más intenso e involucrado en las sesiones de entrenamiento. Un primer paso para intentar volver a ser el jugador determinante que fue en la primera temporada en la que llegó (2013-14), en la que marcó en las finales de Copa (al Barça) y de Champions (al Atleti). El técnico sigue con su idea de recuperarle en este tramo final de la temporada.

Pero esto ha chocado con varios miembros de la plantilla que no entienden que haya jugadores que también se vacían en los entrenamientos y luego no van ni convocados o están en el banquillo, caso de Rodrygo (el brasileño ha dejado de entrar en las convocatorias), Lucas Vázquez, Brahim e incluso Vinicius. Sin hablar de pesos pesados como Isco y Modric, que ven peligrar su puesto en los onces titulares tanto con la vuelta del galés como con el regreso de Hazard. Pero Zidane, como le gusta repetir, quiere tener a todos sus jugadores disponibles. Sólo le quedan Mariano y Asensio para tener variedad de soluciones a los problemas que le puedan suceder durante los partidos...