PREMIO INTERNACIONAL VÁZQUEZ MONTALBÁN

Valdano, ganador del XIV Premio Internacional Vázquez Montalbán

"El fútbol sin la palabra es muy poca cosa y la he cultivado tanto como he podido.", dijo el argentino en la entrega del galardón que le entregó el Barça.

Valdano, ganador del XIV Premio Internacional Vázquez Montalbán
GORKA LEIZA DIARIO AS

Jorge Valdano recibió el XIV Premio Internacional de Periodismo Manuel Vázquez Montalbán que se entregó en el Auditori 1899. Valdano sucede a la italiana Emanuela Audisio en el palmarés. "Quiero agradecer al Col.legi de Periodistas de Catalunya y al Barça porque esto trasciende lo deportivo. Si algo nos enseñó Vázquez Montalbán fue integrar las emociones a la literatura. Yo he dicho muchas veces, y esta es la ocasión para repetirlo, que leía a Vázquez Montalbán cuando llegó a España. Desde entonces, jugar al fútbol significó otra cosa, otro sentido de la representatividad. Tendió puentes con la sociedad, con la política. Y por esa puerta entramos jugadores, entrenadores y escritores. Vázquez Montalbán desacomplejó esa mirada desconfiada de los intelectuales al fútbol".

Mi historia empezó en los pies. Sólo he premeditado ser jugador de fútbol. Y establecí ahí desafíos que me dieron confianza para toda la vida. Mi relación con la pelota fue el primer amor. Y con el primer amor llegaron los primeros desafíos. El primero, dar cien toques sin que la pelota cayera. Eso me diferenciaba de los otros jugadores de mi pueblo y de mi edad. Esa confianza todavía me alimenta. Mi única relación con el fútbol profesional era la radio o El Gráfico, una biblia deportiva en la que el fútbol era contado de manera maravillosa. Desde entonces, el fútbol sin la palabra es muy poca cosa y la he cultivado tanto como he podido. Entonces, convertí en mensaje todo lo que había hecho durante mi vida".

"Llegué a Vitoria dos meses antes que muriese Franco. En inviernos inolvidables leía autores argentinos y españoles. Y autores universales, de manera desordenada. Si ustedes quieren mirar un autodidacta, mírenme a mí", concluyó.