ALMERÍA

Sólo un milagro salva a Guti

El Almería realizó en Huesca el peor partido de la era Gutiérrez, en la picota durante toda la semana. Francisco suena con fuerza.

Hace un mes y medio, después de ese espectacular 0-4 en Lugo, donde el Almería protagonizó una de las mejores exhibiciones de las últimas temporadas, era inimaginable que semanas después se hablase de una más que posible destitución de José María Gutiérrez, quien afirmó el pasado viernes que esta no le preocupaba, sabiendo el nivel de exigencia a la hora de firmar. En El Alcoraz el cuadro almeriense realizó el peor encuentro de la era Gutiérrez y quizás de la temporada junto al disputado en Gijón. El resultado al final fue lo menos malo (incluso con el 3-2 final la UDA empata el golaverage) dentro de la zozobra general, con un Almería que sólo despertó tímidamente con el golazo de Villalba y en el típico arreón final.

Si Turki Al-Sheikh no aguantó con Pedro Emanuel, despidiéndolo a las 14 jornadas a pesar de estar el equipo en puestos de ascenso directo y de encadenar cuatro duelos sinperder, no parece muy probable que aguante más con un Guti que no ha mejorado los números del ahora técnico del Al-Ain. En este sentido, el de Torrejón de Ardoz ha sacado 22 puntos en sus 14 jornadas, dos unidades menos que su predecesor en el cargo.

Los guarismos no son lo más preocupante a pesar de que los rojiblancos hayan dejado escapar once de los últimos doce puntos en juego, claudicando en tres de las últimas cuatro citas en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Tanto o más daño que las cifras está provocando el juego desplegado por el Almería, un Almería desquiciado en las últimas jornadas. Si en los primeros compases de la competición, el estilo estaba definido, con un equipo bien plantado y al que era muy difícil hacerle daño, ahora defensivamente los rojiblancos son un auténtico flan. Para más inri, Gutiérrez y algunos de los jugadores se han apuntado a la teoría de la conspiración arbitral, centrando su energía en algo que no pueden controlar. En este sentido, el preparador madrileño fue expulsado en tierras oscenses. En el entrenamiento de hoy se ha puesto un peto y ha estado tocando balón, algo no habitual en él, ya que suele observar los ejercicios muy cerca, pero sin intervenir.

Francisco suena fuerte

El de Francisco, ídolo de la afición rojiblanca, tanto en su etapa de futbolista como de entrenador, es uno de los nombres que está sonando con más fuerza, incluso más que el de Luis Fernández. El técnico zapillero es del gusto de la nueva propiedad, consciente de la importancia de tener a un almeriense que ilusionaría a la hinchada en el último tercio del campeonato. Como jugador defendió cinco temporadas la rojiblanca, logrando el primer ascenso de la historia del club a Primera (2007). Se retiró en 2010 y tras pasar por el filial almeriense, tomó las riendas del primer equipo en el ejercicio 13-14 en Primera División en una épica temporada, en la que empezó sacando apenas tres puntos, procedentes de tres igualadas, en las diez primeras jornadas; acabó haciendo diez puntos de los últimos doce. Al curso siguiente fue despedido por Alfonso García en la jornada 14 a pesar de estar en posiciones de permanencia.