BARCELONA 2-GETAFE 1

1x1 del Barcelona: Messi no necesita marcar para ser el mejor

El crack argentino sigue gafado de cara al gol, pese a que lo intentó de todas las maneras: vaselinas, remates de cabeza, disparos colocados a la escuadra…

Ter Stegen: Hizo la estatua en el gol de volea de Ángel, pero luego se sacó una mano providencial a otro remate de Ángel, evitando el gol en la misma línea y quitando el balón a Mata cuando estaba a punto de rematar. Al respetable no le gusta que el juego se base siempre en pasarle la pelota al portero alemán y así lo hizo saber al técnico, pitando en más de una ocasión.

Sergi Roberto: Partidazo el suyo jugando en esta ocasión como lateral derecho. Lo cierto es que en el caso del jugador de Reus lo de la polivalencia no es ningún farol porque Setién lo pone en cada partido en un sitio diferente. Acabó exhausto el partido tras un derroche de facultades impresionante. Tuvo su premio además con un gran gol tras una enorme asistencia de Junior.

Piqué: El central catalán es un auténtico seguro de vida en defensa. Perfecto en la anticipación y en la colocación, evitó muchas jugadas de transición del rival. También estuvo muy atento en el juego aéreo y en los centros laterales. Su presencia a día de hoy es imprescindible para reforzar la línea defensiva.

Umtiti: De menos a más. Tras un inicio desolador, con pérdidas de balón y errores de bulto, que acabaron con la falta de Nyon, que acabó marcando, pero el VAR anulando la acción por un evidente codazo. A partir de aquí, el jugador se reseteó y ofreció una versión mejorada, con buenos desplazamientos de balón y mayor contundencia en su juego. Veremos si es sólo un espejismo o tendrá más regularidad en su juego.

Alba: Mala suerte para el lateral izquierdo, que en el minuto 17 se tuvo que retirar del campo lesionado en el abductor de la pierna derecha. Fue el propio jugador quien pidió el campo tras una jugada fortuita en la que corría en pos de un balón. Le sustituyó Junior.

Sergio Busquets: Sigue siendo uno de los más beneficiados por la pizarra de Setién. Esta acumulación de pases en el mediocampo le agranda su figura en el campo, aunque también le acaba señalando en momentos puntuales cuando pierde un balón. En esta ocasión se hartó en recuperar balones divididos y en ofrecer soluciones y salidas de balón.

De Jong: El holandés estuvo muy gris. Con poca presencia en el juego y teniendo dificultades para la circulación. Un partido muy discreto.

Arthur: El brasileño cumplió con el expediente y poco más. Juego burocrático el suyo, sin arriesgar nunca, realizando un trabajo comedido pero sin ningún tipo de brillantez. Seguimos esperando algo más.

Messi: Sigue sin marcar, pero ni puñetera falta que le hace. Su rendimiento en el campo es una obra de arte en todos los sentidos. Le dio una asistencia a Griezmann para que abriera la lata, estuvo a punto de marcar en tres ocasiones, pero unas veces la mala suerte y otras Soria acabaron desbaratando todas sus ocasiones. Dibujó algunos regates que hay que verlo dos o tres veces para ver si es real o un dibujo animado. Lo intentó de todas las formas, con una vaselina, de cabeza y de remate ajustado a la escuadra, pero el gol sigue negándosele.

Griezmann: Hizo lo más importante en un partido: abrir la lata. Aunque buena parte del gol fue gracias a un pase al primer toque con caño incluido de Messi, que el francés aprovechó con una suave ‘picadita’ al portero Soria. Pero luego desaprovechó una y mil ocasiones ante Soria,, algunas tan francas y claras que hasta hacen daño de ver.

Fati: El canterano sigue demostrando que tiene talento y calidad a raudales para estar en el primer equipo. Realizó jugadas que levantaron la ovación de las gradas y estuvo a punto de marcar con un fuerte y seco disparo que despejó Soria con apuros. Después de Messi, es el jugador más desequilibrante que tiene el equipo. La gente agradece además su descaro. Vio una amarilla por ralentizar su salida cuando fue sustituido.

CAMBIOS:

Junior: Gran partido del lateral, por no decir el mejor de esta temporada. Subió con descaro y potencia por su banda, generando el segundo gol tras una gran asistencia a Sergi Roberto. También le dio un gol en bandeja de plata a Griezmann, que envió a las nubes de forma incomprensible.

Rakitic: El público le ovaciona cada vez que sale, pero el croata no responde al público con juego. Sigue en un estado más que preocupante.

Arturo Vidal: Tuvo pocos minutos, pero al menos luchó.