BARCELONA

Setién se gana el premio al más cursi de San Valentín: a su mujer igual no le sentó tan bien la frase...

El entrenador del Barcelona quiso demostrar que está tan contento en su nuevo club que le quedó algo pomposa la explicación.