El Valencia celebra un gol.
CHEMA DIAZ