REAL SOCIEDAD

Alexander Isak, el ‘nuevo Txipiron’ txuri-urdin

El delantero sueco se doctoró en el Santiago Bernabéu con otro partidazo y ya suma 13 goles esta temporada.

Dalian Robert Atkinson ya tiene heredero. Se llama Alexander Isak, el ‘nuevo Txipiron’ de la Real. Pero antes de continuar, hay que contextualizarlo todo. Atkinson un delantero inglés que jugó en la Real Sociedad en la temporada 1990-91 marcando 12 goles en 30 partidos, y dejando un recuerdo muy grato entre la afición txuri-urdin, por su tremenda calidad y sus espectaculares actuaciones en escenarios grandes como el Camp Nou. Llegó a tener un apodo cariñoso entre los seguidores del club donostiarra, que le llamaba ‘El Txipiron’ por su color de piel. Atkinson era negro como un Txipiron típico del País Vasco, dicen siempre los seguidores de la época. El inglés, que falleció en extrañas circunstancias en 2016 cuando sólo tenía 48 años, se tomaba con muy buen humor este apodo que tenía en San Sebastián.

Se coronó en el Bernabéu.

Desde la marcha de Atkinson, en la afición de la Real se ha estado esperando siempre un jugador que tuviera su personalidad y que fuera capaz de ganar su corazón como lo hizo con su juego eléctrico el delantero inglés, que coincidió con otro mito extranjero en San Sebastián, John Aldridge. Se buscaba un nuevo Txipiron. Y ya lo tienen. 29 años después, un jugador con características parecidas y con bastante parecido físico ha robado el corazón de los seguidores realistas hasta el punto de heredar el apodo de Atkinson y tener hasta una canción que no se cansan de corear en la grada de los aficionados de la Real. Alexander Isak es el ‘nuevo Txipiron’. Si Atkinson se coronó con una actuación memorable y muy recordada en un escenario grande como el Camp Nou, Isak hizo lo propio en otro campo gigante de nuestro fútbol como es el Santiago Bernabéu.

El delantero sueco se ha metido a todo Gipuzkoa en el bolsillo con su forma de ser. Llegó en silencio, sin hacer mucho ruido, cambio de 6,5 millones de euros al Borussia Dortmund, como suplente de lujo de Willian José. Y siempre que salía del banquillo aportaba algo, goles o asistencia. Así fue ganando minutos, hasta que el lío del brasileño en el mercado de invierno le abrió las puertas de la titularidad. Isak ha aprovechado la ocasión marcando siete goles en los últimos cinco partidos hasta llegar a los 13 tantos, seis en liga y siete en copa, colocándose como el máximo goleador del equipo txuri-urdin.

Solo le faltaba una actuación sobresaliente para doctorarse, para terminar de demostrar que la calidad que atesora en eso 190 cm de altura. Y llegó en el momento que más lo necesitaba la Real, en el Santiago Bernabéu, con la clasificación para las semifinales como premio gordo. El sueco participó en los cuatro goles de la Real contra el Madrid. En el gol de Ødegaard todo comenzó con un disparo suyo. Luego hizo dos golazos y pudo hacer un hat-trick pero el VAR le anuló un gol por fuera de juego. Y el cuarto se lo regaló a Merino. Partido enorme que hizo que hasta sus compañeros le cantaran la canción que le dedica la grada. Ahora la cláusula de 70 millones de euros que tiene hasta parece pequeña. Y los 30 que tiene el Borussia Dortmund para repescarlo antes de 2021 una amenaza peligrosa. Isak se ha metido a todo el mundo en el bolsillo. Es el ‘nuevo Txipiron’, el apodo que ha recuperado para la Real el actor Gorka Otxoa. Dicho queda. Ahora apréndanselo de memoria.