REAL MADRID

No era un derbi más y se notó en la explosión del vestuario: la frase de Ramos y... ¿enfado de Kroos?

En los rostros se mezclaban el cansancio con el orgullo de un triunfo tan importante. El más serio parecía el alemán, cambiado al descanso.