REAL MADRID - ATLÉTICO

Zizou ganó la partida al Cholo metiendo a Lucas y Vinicius

El Atlético salió del derbi a 13 puntos del Madrid y sigue fuera de Champions. Zidane ganó un nuevo pulso táctico a Simeone con dos cambios en el descanso.

Zizou ganó la partida al Cholo metiendo a Lucas y Vinicius
JAVIER GANDUL

Zinedine Zidane le ganó el partido a Diego Pablo Simeone con sus dos cambios en el descanso. El Atlético fue mejor en el primer tiempo porque al entrenador madridista no le salió bien poner los cinco centrocampistas esta vez, pero en la segunda parte Zizou sacó a Lucas Vázquez y Vinicius por Isco y Kroos y abrió el campo con dos extremos y el Cholo no fue capaz de contrarrestar este movimiento táctico del técnico francés. El Madrid dejó al Atleti a 13 puntos y otra jornada fuera de los puestos de Champions.

Ambicioso y vertical. El 1-4-4-2 habitual de Simeone dio su mejor versión en el primer tiempo del derbi. Esta vez el Atlético no tiró la primera mitad y no solo plantó cara, sino que fue mejor que el Real Madrid del minuto 15 al 45. Zidane metió su cuatrivotazo con Valverde en banda derecha e Isco cayendo a banda izquierda. Y Simeone sacó esta vez al equipo de su área y encontró la portería rival con Vitolo enlazando el juego entre líneas, cayendo entre Casemiro y Modric y los centrales y con Morata fijando a Varane y Ramos. El Atlético fue ambicioso y vertical, llegó al área rival con tres y cuatro jugadores en disposición de rematar, los laterales se incorporaron y el Madrid no era capaz de hacerse con el control del juego pese a los cinco centrocampistas que alineó Zidane en su 1-4-1-4-1. Hubo penalti de Casemiro a Morata, pero no el árbitro no le pitó, y esa acción no es cuestión manejable desde la táctica.

Los cambios. Zizou reconoció su error tras el descanso y sacó dos extremos como Lucas Vázquez y Vinicius cambiando su sistema al 1-4-3-3 y entre esa acción del entrenador del Madrid y el cambio de Lemar por Morata (¡lesionado del gemelo!), el equipo merengue llevó la iniciativa y en esa segunda mitad fue mejor que el Atléti. Con el marcador en contra por el gol de Benzema, que llegó con Lemar defendiendo en banda derecha, rol que no es el del francés, Simeone decidió quitar a Vitolo y poner a Carrasco y después sustituir a Thomas para dar entrada a Camello (el Cholo sigue su pulso con el club y no puso a Saponjic ni un minuto), cuando el cambio de Thomas debió ser antes y lo suyo era dejar a Vitolo, el mejor del Atlético en el Bernabéu junto a Llorente y Morata, acabando así el partido el equipo colchonero Oblak; Vrsaljko, Savic, Felipe, Lodi; Correa, Llorente, Saúl, Lemar; Camello y Carrasco.

Competitivo. El Atlético volvió a competir como en sus últimas seis visitas al Bernabéu, pero esta vez no puntuó, lo que evidencia un cambio de tendencia. Demostró que cuenta con una plantilla competitiva que pese a las numerosas bajas por la nueva plaga de lesiones musculares (Herrera se cayó de la convocatoria a última hora), como la que asoló a la plantilla rojiblanca el curso pasado, consiguió dar la cara y ser mejor que el Madrid media hora del primer tiempo. La duda es por qué el Atleti no juega siempre como lo hizo en el primer tiempo, en lo que respecta a valentía y ambición.