Real Madrid RMA
4
Varane 5', Lucas Vázquez 31', Vinicius Junior 71', Benzema 78'
Final

ZARAGOZA - REAL MADRID

Un Copazo para Vinicius

El brasileño, que ha sido titular en menos de una cuarta parte de los partidos, tendrá otra oportunidad en La Romareda. Madrid y Zaragoza vuelven a verse siete años después.

Cualquier tiempo pasado fue mejor en el Zaragoza, que lleva siete años en Segunda, los mismos que hace que no le visita el Madrid. Es su segunda racha más prolongada fuera de la elite (pasó ocho cursos entre Segunda y Tercera entre los cuarenta y los cincuenta) y eso explica dos rasgos que identifican el duelo copero de hoy: que La Romareda se llenará y que Víctor Fernández alineará mayoría de suplentes a la espera del Cádiz, porque en el ascenso y no en la Copa está el futuro del club.

Al choque lo engorda mucho la historia. El Zaragoza tiene nueve títulos mayores, dos de ellos europeos, dos conquistados por Víctor Fernández, el técnico que hoy le dirige, y tres por Carlos Lapetra, el quinto magnífico, padre del actual presidente. Así, acudiendo a las raíces, ha ido reconstruyéndose el club tras sobrevivir al momento más crítico de su historia. Víctor Fernández cumple su tercera y posiblemente última etapa en el club. Le llamaron el curso pasado a su residencia de recreo de Sangenjo, con el equipo en puestos de descenso. Un año antes el Madrid había prescindido de él como director de la cantera. Siempre creyó que acabaría su carrera allí, en tareas de formación, donde empezó todo, para cerrar el círculo, pero no supo decirle no al Zaragoza. "Algunos amigos no entendieron mi decisión. Llevaba tres años y medio sin entrenar. No tenía ni botas. Les dije que no quería cobrar. Era mi equipo y mi ciudad...".

Ahora el Zaragoza marcha. Sólo ha estado dos jornadas fuera de playoff y después de cinco victorias consecutivas, dos de ellas en Copa, está a tres puntos del ascenso directo con un partido menos. Víctor es el duodécimo entrenador en los últimos ocho años. En dos de ellos se quedó a las puertas del ascenso, pero en la ciudad existe el convencimiento de que esta vez está más cerca. Así que ni la presencia del Madrid le aparta de su hoja de ruta. Sólo tres jugadores de los que eliminaron al Mallorca jugaron el sábado ante el Numancia. Hoy se espera a sólo cuatro titulares: Guitián, Eguaras, James y Nieto.

Zidane será menos radical. No ha ganado nunca la Copa y no arriesgará con una rotación extrema, más con eliminatorias a un encuentro y ante un equipo de larga tradición en el torneo. En Madrid, pese a la cercanía del derbi, sólo dejó a un titular indiscutible, Casemiro, y a otro habitual, Isco. También se quedaron Militao y Bale, sobre el que las preguntas le incomodan cada día más.

Sí prepara un ataque alternativo con Lucas Vázquez, Jovic y Vinicius, decimoctavo, decimonoveno y decimosexto de la plantilla en minutos, respectivamente. Tres jugadores venidos claramente a menos. Lucas Vázquez ha disputado once encuentros cuando la media de sus tres últimas temporadas es de 50. Jovic ha metido un gol en veinte duelos. Y Vinicius ha sido titular en menos de una cuarta parte de los partidos. A cambio, han marcado ya dieciocho jugadores de la plantilla. Lo que no le ha dado el banquillo se lo ha dado el juego colectivo a Zidane, pero de aquí a final de curso necesitará que espabile la versión B de su ataque.