VALLADOLID 0-REAL MADRID 1

Sergio, cabreado: "Hemos tirado el partido después de un gran trabajo"

El entrenador del Valladolid valoró el partido de sus jugadores: "El Madrid no ha estado cómodo, no ha filtrado balones y solo han ganado a balón parado".

Sergio, cabreado: "Hemos tirado el partido después de un gran
trabajo"
Irina R. H. / AFP7 / Europa Pres Irina R. H. / AFP7 / Europa Pres

Sergio González, entrenador del Real Valladolid, lamentó al término del partido contra el Real Madrid que un centro lateral desbaratara sus opciones de sumar. "Estoy muy cabreado por haber tirado un partido después de un trabajo excepcional. Solo nos han generado peligro a balón parado", comentó.

"No podemos tirar un partido por una marca mal defendida. Si nos tenían que ganar, queríamos que fuera por una genialidad. Un equipo tan potente no debería ganarte así", incidió el técnico, que destacó que sus pupilos habían "minimizado al rival en todos los aspectos combinativos". No obstante fueron "de menos a más", ya que salieron "algo cohibidos, por la presión que implica jugar en casa y llevar muchos partidos sin ganar", explicó.

En este sentido, indicó que "no" querían "cometer errores" y esa "excesiva responsabilidad" les hizo "estar imprecisos". Pese a ello, los blanquivioletas fueron "creciendo" en el partido y lo tuvieron "controlado", aunque el gol alteró esa sensación. A raíz del tanto, se deshinibieron, "porque ya no había nada que perder". "No podemos permitirnos estos lujos", reiteró el técnico, lamentando otra vez el gol.

En su opinión, "el partido se ha trabajado bien, el Madrid no ha estado cómodo, no ha filtrado balones y solo ha ganado a balón parado"En cuanto a Raúl Carnero, que acaba de llegar al equipo en el mercado invernal, dijo que sabían que "es un futbolista que iba a dar rendimiento importante de inmediato, y que suponía una alternativa a Nacho". Respecto al cambio de Ünal por Óscar Plano, Sergio González comentó que "al sacar el Real Madrid a Lucas Vázquez cambiaban de banda a Rodrygo por lo que se buscaba equilibrar el dos para dos en banda con la entrada de Plano".

En este sentido, advirtió de que "en todos los cambios, se buscan todos los pros y contras" y, en ese caso, se pensó qué punta se sacaba y pensaron que Ünal mostraba más cansancio que Guardiola. A la afición pareció no gustarle, aunque el entrenador se mostró comprensivo. "Entiendo que no haya gustado el cambio", confesó, aunque matizó que no creía que errar "en las marcas dictaminadas en un centro lateral" tuviera "nada que ver con jugar con uno o dos delanteros".