BARCELONA

Setién cede: desconvoca la sesión del lunes y da fiesta al equipo

El huracán Quique Setién ha rebajado su intensidad. Aterrizó poniendo dobles sesiones y anulando días de descanso, pero tras sufrir la primera derrota, ha decidido rebajar la intensidad.

Poco ha durado la alegría en ‘Can Barça’. La primera derrota de la era Setién ha empezado a tener sus primeras consecuencias. La primera es la necesidad de fichar un 9. El equipo suma sólo tres goles en tres partidos -un balance pobre para un equipo tan ofensivo como el blaugrana-, pero mas preocupante si cabe son las pocas ocasiones que el equipo genera. De hecho, tanto en la primera parte contra el Ibiza (1-2) como frente al Valencia (2-0), el equipo fue incapaz de crear peligro en fase ofensiva, con un balance de un solo remate entre los tres palos.

Es evidente que al equipo le está costando asimilar los cambios en la pizarra que está proponiendo Quique Setién. Ni tan siquiera las horas que ha dedicado el técnico cántabro a la pedagogía en los entrenamientos están dando el fruto deseado. Hay que recordar que Setién empezó su aventura en el Barcelona con fuerza: convocó una doble sesión de entrenamiento en su primer día y en el segundo anuló un día de fiesta. De hecho, el equipo aún no había tenido un día descanso desde que el 14 de enero, día que fue presentado Setién como nuevo entrenador.

En total, el equipo había completado doce entrenamientos en trece días, ya que también se ejercitó por la mañana el día del partido ante el Granada en el Camp Nou. Sin duda, una agenda cargada para una plantilla acostumbrada a disfrutar como mínimo de un día de fiesta a a la semana.

Para el lunes Setién había convocado un entrenamiento matinal a las 11 horas. Sin embargo, el técnico decidió dar un poco de tregua a sus jugadores, quizás viendo que empiezan a estar saturados con tantos nuevos conceptos, y ha desconvocado el entrenamiento para el martes a las 11 horas en la Ciutat Esportiva. Así pues, la plantilla tendrá su primer día de fiesta tras 13 intensos días donde han pasado mil y una cosas, la mayoría no muy agradables, como la destitución de un entrenador y una derrota en LaLiga que puede significar la pérdida del liderato.

Quien ha vuelto a los entrenamientos, al menos a trabajar una parte con el grupo, es el francés Ousmane Dembélé, quien podría tener sus primeros minutos este domingo ante el Levante en el Camp Nou. En todo caso, en el club son muy cautos sobre su regreso, ya que no están dispuesto a sufrir una nueva recaída, como ya ha pasado en estas dos últimas temporadas.