BARCELONA

Messi y Ter Stegen no son suficiente

El argentino acaparó tres cuartas partes de los disparos del Barça sin marcar y la gran actuación del portero tampoco evitó la derrota.

En demasiadas ocasiones, a medida que el Barcelona perdía el juego, los partidos se arreglaban con la contundencia en las áreas. Ter Stegen salvaba al equipo en la propia con sus paradas y en la contraria era Messi el que definía. En Valencia, estos dos talentos no bastaron a pesar de que el alemán y el argentino fueron los jugadores más destacados -y casi el único argumento- del Barcelona de Setién en Mestalla.

Ter Stegen realizó cinco paradas de mérito incluyendo un penalti con el empate a cero que podía haber servido para que el Barcelona reaccionara. A pesar del golpe moral por haber fallado el penalti, el Valencia siguió percutiendo contra un Barcelona que no reaccionaba de ninguna manera. Al final encajó dos goles (más uno anulado a Gabriel Paulista) en los que nada pudo hacer ya que en el primero Jordi Alba toca el balón despistándole y en el segundo Maxi Gómez llega absolutamente solo.

Messi, por su parte, fue el único argumento ofensivo del Barcelona. El equipo blaugrana disparó 14 veces a la portería de Jaume Domenech y once de esos disparos fueron de Messi. Una producción exagerada que no vio puerta. Es el partido que más veces Messi chutó a puerta sin marcar. De los 14 tiros del Barça, únicamente siete fueron entre los tres palos y, como no podía ser de otra forma, cinco fueron de Messi. Los otros dos fueron anecdóticos, uno de Rakitic sin problemas para Jaume y otro ridículo de Frenkie de Jong.

El Barcelona tiene un problema de juego porque los jugadores no acaban de comprender que es lo que Setién desea de ellos que se agrava con la falta de contundencia en las áreas, algo que hasta ahora había mantenido a flote a la nave blaugrana.