LEGANÉS

Aguirre deja fuera a Rivera y Arnáiz con su futuro en el aire

Ambos jugadores cuentan con propuestas para dejar el club en este mercado invernal, pero el Leganés no les abrirá las puertas si no llegan refuerzos en sus posiciones.

Aguirre deja fuera a Rivera y Arnáiz con su futuro en el aire
JUAN AGUADO DIARIO AS

Christian Rivera y José Arnáiz, jugadores del Leganés, han sido las principales ausencias de la lista con la que Javier Aguirre ha planteado su visita al Atlético de Madrid. Ambas añaden incertidumbre al futuro de estos futbolistas. Su continuidad en Butarque está en el aire. El primero cuenta con el interés de equipos de Segunda, entre ellos, el Girona y el Huesca. Él mismo no vería con malos ojos buscar minutos allende Madrid. El segundo también tiene ofertas (el Rayo es el más interesado) y también le gustaría gozar de los partidos que no ha tenido en Leganés.

Sucede, sin embargo, que en ambos casos el Leganés no está dispuesto a dejarles salir. No a menos que se produzcan entradas en una plantilla adelgazada en este mercado invernal. Y de hacerlo, será a equipos de Segunda. Nunca a rivales directos en Primera. Cinco han sido las salidas (En Nesyri, Sabin Merino, Kravets, Fede Varela y André Grandi) y ninguno los refuerzos. Dejarles ir sin recambios sería debilitar mucho la plantilla. De ahí que, por ahora, las puertas en ambos casos estén cerradas.

Asunto distinto es que Aguirre no vaya a exigirles como a los que más. Forma parte de su biblia y no piensa pecar en Butarque. En el caso de Rivera, fuentes del equipo blanquiazul apuntan a que la decisión de su ausencia es técnica y está vinculada al deseo del entrenador de que el futbolista aporte más en el día a día.

De condiciones potenciales innegables (cada vez que ha jugado, lo ha hecho sin desmerecer las oportunidades que le han dado), en el seno del cuadro blanquiazul echan de menos más implicación en el día a día. De ahí su ausencia en el Metropolitano. Su vacante la ha ocupado Aymane, medio centro marroquí del Lega B que ha debutado en una lista en Liga y que apunta a convertirse en un habitual si la situación de Rivera se prolonga en el tiempo.

El caso de Arnáiz, las lesiones y la falta de oportunidades han ido lastrando su ánimo hasta convertirlo en un habitual del banquillo o la grada. Ante el Getafe jugó en la segunda mitad (34 minutos), pero el Vasco lo dejó fuera del once ante el Ebro en Copa. Ocupó banquillo y no disputó ni un minuto. Lo mismo le sucedió a Rivera.