ESPANYOL

Al Espanyol de Abelardo le salen las cuentas

El técnico ha igualado en tres jornadas lo logrado por Gallego, en ocho, y Machín, en diez. Esta media da la salvación, pero el equipo debe evolucionar.

Al Espanyol de Abelardo le salen las cuentas
Alex Caparros Getty Images

El Espanyol mantiene una losa con Abelardo Fernández que debe levantar más pronto que tarde si quiere mantener la categoría: en 11 partidos en casa no ha sido capaces de ganar. Pese a ello, y viendo el lado positivo de un equipo perico que al menos sigue ampliando su casillero, el técnico asturiano sí que está haciendo números de salvación, mejorando a sus antecesores. No era una empresa difícil.

"Firmo sumar cinco puntos de cada nueve. Si hacemos eso, nos salvamos", proclamó Abelardo después del partido, quitándole hierro al empate. La frase del entrenador es cierta. El técnico gana el 55% de los puntos que han estado en juego. De aquí al final de LaLiga (quedan por disputarse 51 puntos) el Espanyol ganaría con este porcentaje 28 puntos, lo que equivaldría a sumar 43, más que suficientes para obtener el objetivo.

El primer Espanyol, el originario, el de David Gallego, sumó los mismos puntos que Abelardo en ocho jornadas. Eso equivale a que con el técnico que ascendió del filial solamente se sumaban el 21% de los puntos. En una competición en la que hay en juego 114, el Espanyol solamente llegaría a 24. Debido a ello, y a otros problemas internos de gestión, se fue Gallego y llegó Pablo Machín, quien tampoco pudo reactivar al Espanyol pese a su mayor experiencia y al ilusionante comienzo. También los blanquiazules sumaron cinco puntos, pero en este caso de 30 posibles. La proyección iba para récord negativo, con solo el 17% de los puntos sumados.

La fórmula Abelardo ha ayudado a revitalizar el equipo con el estreno emocionante ante el Barcelona en el derbi (2-2) y la victoria en Vila-Real, adaptándose además a jugar media hora con un jugador menos. No obstante, ante el Athletic hay distintas lecturas. El oportunismo de Raúl de Tomás, que suma dos goles en dos partidos, o las aportaciones de Leandro Cabrera y Adrián Embarba le pueden dar más empaque al equipo, aunque por otro lado también se evidenciaron problemas para encontrar soluciones tácticas ante un rival que planteó un encuentro diferente al de Barcelona y Villarreal.

En un fútbol cada vez más estudiado, y teniendo claro los rivales cómo juega el Espanyol de Abelardo, el equipo deberá evolucionar y mejorar para poder sacar adelante partidos de este tipo, los que curiosamente más le están costando en el campeonato. Getafe, Athletic (en los dos encuentros), Osasuna, Granada, Alavés, Valladolid, Mallorca, Celta o Leganés se le atragantaron a los pericos. No puede ocurrir lo mismo a partir de ahora si los de Abelardo quieren salvarse. De lo contrario las cuentas dejaría de cuadrar.