REAL MADRID

Hazard mira al derbi

El jugador, muy optimista desde la semana pasada respecto a su evolución, volvió a tocar balón el jueves. Su objetivo es el Atlético, el 1 de febrero.

Hazard mira al derbi.

Ayer, 58 días después, Hazard volvió a tocar balón. Fue en Valdebebas y aún al margen del grupo, pero la imagen del belga con la pelota ilusionó al madridismo y alegró al jugador. Eden ya se mostraba optimista la semana pasada, cuando confesó a su entorno que se notaba mucho mejor y la positividad era la gran protagonista en sus sensaciones.

Para Hazard han sido casi dos meses sin lo que más le gusta, tener un balón cerca, entrenarse con sus compañeros y jugar partidos. De todo eso le alejó una entrada al tobillo derecho excesivamente dura y a destiempo de Meunier, curiosamente socio suyo en Bélgica, en el Madrid-PSG de Champions, el 26 de noviembre. Durante este periodo, Eden y los servicios médicos del club han dirigido sus esfuerzos a que el atacante perdiera lo menos posible su forma, que era excelente hasta producirse el infortunio.

Atlético y City, en rojo en el calendario

Hazard, muy concienciado de la importancia de reducir al máximo el impacto en su físico de la lesión, ha trabajado tanto en Valdebebas como fuera de las instalaciones para ello. El plan ahora es que continúe acumulando sesiones con la presencia del balón, el último paso antes de incorporarse al grupo y definitivamente reintegrarse a la rutina del resto de sus compañeros.

Hazard tiene en mente dos citas señaladas, el derbi del 1 de febrero en el Bernabéu y la ida de octavos de final de la Champions, el 26 del mismo mes. Contra el Atleti pretende tener minutos, aunque sea empezando desde el banquillo. Para la visita del equipo de Guardiola quiere estar, como si no hubiera ocurrido nada, al nivel que tenía cuando tuvo que visitar la enfermería. La noche del City no se la quiere perder nadie.