REAL MADRID

Mbappé se deja seducir

No renueva con el PSG y ha mandado en esta semana tres guiños al Real Madrid. El club blanco valora la ayuda que suponen en su estrategia para lograr el fichaje. Mbappé se asoma...

Mbappé se deja querer. El crack tiene aparcada de manera indefinida la propuesta de renovación del PSG y ha alimentado durante esta última semana las esperanzas del Madrid de conseguir su fichaje. Lo ha hecho de la manera más efectiva en este tipo de juego de seducción, que es con micrófonos de por medio. "Si eres francés, creces con Zidane como ídolo, después lo fue Cristiano", aseguró el pasado lunes en la presentación de su fundación. Un acto en el que se instó a los medios a no preguntarle sobre su futuro. Mbappé, a su manera, no pudo resistirse al guiño en dirección al Bernabéu...

No fue casual. También durante esta misma semana ha elegido dos medios de prestigio (la BBC y La Gazzetta dello Sport) para ampliar esa cuenta de referencias para el Madrid y el madridismo. No sólo 'se ofrece' como la estrella que ocupe el lugar que dejó Cristiano ("Tengo que inspirar mi carrera, sí o sí, en él", dice Mbappé), también insinúa que hablar ahora libremente de su futuro perjudicaría al PSG: "¿El interés del Madrid? Todo el mundo habla de eso, pero sé que no es el momento. Llega el momento decisivo de la temporada. Imagina que respondo a la pregunta y digo algo. Todos hablarán sobre eso y no es bueno para el PSG. Quiero ayudarles, así que no es bueno que hable de mi futuro".

Mbappé hila fino, y también teje mensajes para el vestuario blanco. "Desde siempre me ha gustado mucho cómo juegan los brasileños", ha repetido en esas mismas entrevistas. Es un Madrid teñido del color de la canarinha (Marcelo, Casemiro, Militao, Vinicius, Rodrygo, Reinier...) y, de hecho, en la última gala del Balón de Oro se vio al internacional bleu de buen rollo con Vinicius, una amistad ahora personal que nació a través de Instagram.

No sólo Vini le recibiría en Madrid con los brazos abiertos. Zidane le devolvió el cumplido a su compatriota antes de ir en Salamanca en Copa ("Ahora Kylian es el ejemplo") y Nacho, futbolista comedido, no tuvo empacho en abrirle las puertas del Bernabéu: "Mbappé es un futbolista top mundial, no me gusta hablar de jugadores de otros clubes, pero si tira guiños tendremos que estar preparados por si quiere venir...".

La hoja de ruta de Hazard...

Mientras Mbappé siga dando largas a una renovación, la situación se ajusta a la estrategia del Madrid. Florentino Pérez no realizará ningún movimiento agresivo dada su buena relación con el PSG, por eso en la planta noble del club se valora positivamente el atrevimiento de Mbappé de dejar la puerta abierta pese a la presión que recibe continuamente en París para renovar. "Es una hoja de ruta parecida a la que siguió Hazard y terminó aquí", se arguye.

La gran figura del fútbol francés tiene el tiempo a su favor. Con 21 años casi recién cumplidos (lo hizo el pasado 20 de diciembre), su contrato acaba en 2022 y le permite margen de maniobra. Si este verano no cuajara un traspaso al Madrid, podría esperar hasta el mercado veraniego de 2021 y tener la sartén por el mango frente al PSG, a un año vista de poder irse gratis. Por eso a Mbappé no le produce reparos mostrar tanto guiño hacia Zidane y el club blanco. Y eso son buenas noticias en Concha Espina.