REAL MADRID

Brahim se resiste a salir

El malagueño aprovechó con creces sus minutos en Salamanca: hizo un gol y provocó otro. El club quiere cederle y que juegue, pero él no lo ve claro.

La visita del Real Madrid al humilde Unionistas, uno de los últimos reductos del fútbol popular, no dejó demasiadas conclusiones en clave blanca: Bale marcó (al fin) y se fue lesionado (una vez más); Areola mostró rigor en la portería, demostró que si Courtois falta hay portero; y, sobre todo, Brahim hizo su alegato para permanecer en el Real Madrid pese a que Zidane le ha enseñado la puerta de salida una y otra vez (se ha quedado fuera de 22 de 29 convocatorias, en dos de ellas por lesión).

Brahim apenas acumula 77 minutos este curso, distribuidos en cinco partidos; en Salamanca, Zidane tiró de él para suplir al recién lesionado Bale y el malagueño disfrutó de su mejor ocasión de la temporada: 37 minutos para demostrar, en pleno mercado invernal, que merece una plaza en la plantilla blanca. El Real Madrid le está buscando acomodo ante las pocas oportunidades de que ha dispuesto y son varios los equipos que han preguntado por él; el Getafe lo hizo público, en boca de su presidente, Ángel Torres.

Pese a la situación, Zidane se ha mostrado estricto cuando se le ha preguntado por si las actuaciones de Brahim y de Mariano (este, en la Supercopa de España jugada en Arabia) cambiaban su forma de pensar respecto a ellos. "Contento de lo que ha hecho. Nos ha dado el gol y la victoria. Como siempre digo, aquí están todos los jugadores y cuando juegan intentan hacerlo bien. Cada uno conoce su situación. Si hay algún cambio lo veremos hasta el 31, pero yo estoy contento con los jugadores que tengo y lo que están haciendo", contestó en Las Pistas tras el triunfo sobre Unionistas. Ese "cada uno conoce su situación" lo dice todo.

Razones suficientes para que cunda el desánimo en Brahim, que sin embargo se resiste a salir y en Salamanca pasó de las palabras a los hechos: disparó tres veces, dos de ellas a puerta, marcó un gol (el 1-3) y antes había provocado el 1-2 con un remate que Góngora, en su intentó por sacar el balón, convirtió en tanto blanco. Estuvo acertado con balón (19 pases buenos de 21), aunque no muy afanado en defensa (sólo una recuperación, diez pérdidas).

Quedan ocho días de mercado de fichajes invernal y en el Madrid guardan esperanzas de que Brahim recapacite y considere una salida en forma de cesión hasta junio para seguir su formación, a sus sólo 20 años. Pero el malagueño se resiste y en Salamanca lo hizo con una actuación sobresaliente con la que pide, a gritos, más minutos.