BARCELONA

Piqué ya sabe cómo se las gasta Setién: "¡Por menos hemos cancelado un entreno!"

El central mostró su disgusto antes de saltar al campo por el fuerte temporal de lluvia y viento que estaba cayendo y por la decisión del técnico de entrenar al descubierto.

Ya advirtió Quique Setién en la rueda de prensa de presentación como entrenador del Barcelona que su intención era traer al club "el viento del norte". Lo cierto es que ha traído la galerna cantábrica entera porque el temporal que está cayendo en Catalunya de lluvia y viento no lo recuerda ni el más viejo del lugar. Sin embargo, para un ‘chicarrón’ del norte como Setién esta inclemencia del tiempo no es impedimento para seguir con la rutina diario de trabajo.

Y es que más de uno en el vestuario esperaba clemencia por parte de Setién ante la que estaba cayendo esta tarde en Barcelona, pero el entrenador fue inflexible, citando a toda la plantilla al campo número 1, más conocido como Tito Vilanova, de la Ciutat Esportiva. Algunos le sugirieron la posibilidad de ejercitarse en el pabellón polideportivo, pero Setién lo desestimó de forma contundente.

De ahí que más de un jugador saltara al campo más asombrado y perplejo que otra cosa. Quien reflejó de forma más airada su extrañeza ante la decisión de Setién de entrenar al descubierto fue uno de los capitanes, Gerard Piqué, que antes de saltar al campo se le pudo oír claramente sus lamentos: "¡Por menos hemos cancelado un entrenamiento!". Sus compañeros intentaban hacer tripas corazón, saltando al campo con un sonoro: "¡Vamos, vamos!".

Lo que está claro es que el método Setién ha entrado en el vestuario de una forma tan natural como inapelable. Desde que aterrizó, el pasado 14 de enero, el equipo no ha tenido ningún día de fiesta -anuló el que había previsto el miércoles 15 de enero-, convocó una doble sesión en su primer día al frente del equipo y montó una sesión el mismo día del partido. Y eso sin apenas hacer ruido ni que nadie del vestuario montara en cólera.