EIBAR-ATLETICO

1x1 del Atlético: regaló medio partido y luego fue incapaz

El equipo cayó en Ipurua en un partido donde el Eibar empezó asfixiándolo. Cuando los de Simeone se entonaron, dominaron pero sin agobiar a Dmitrovic. Otra nota negativa: el balón parado.

Simeone apostó por un 4-4-2 bastante ofensivo, con dos futbolistas de ataque en las bandas. Sin especular, optó por poner toda la pólvora de inicio. Malísima primera media hora, superado en todo por el Eibar, se fue entonando y en la segunda mitad si supo cómo intimidar a los locales, pero sin ningún éxito ni puntería. Así fue la actuación de los jugadores del Atlético en Ipurua:

Oblak: Salvó el 1-0 a los cinco minutos con una buena mano a una falta envenenada de Pedro León, pero nada pudo hacer ya en el 10’. Casi no se le exigió hasta el minuto 85', con otro paradón a una volea lejana. El 2-0 de Expósito pareció imparable también.

Arias: Entre Inui y Orellana le dieron un muy mal rato, por arriba y por abajo. Desbordado durante la primera media hora, aunque tampoco más que el resto. Al menos subió con frecuencia e inició buenas combinaciones aceptables con Herrera, Thomas y Correa. En la segunda mitad tuvo una buena ocasión una volea picada que salió rozando el poste y varias entradas potentes hasta la línea de fondo. Acabó siendo una de las mayores fuentes de peligro.

Savic: Buen duelo por los aires el suyo con Sergi Enrich. Sufrió, aunque ganó casi todas.

Felipe: Tiene un imán y acaba despejando con mayor o menor acierto casi todos los balones que llegan al área del Atlético. A estas alturas se antoja imprescindible en el once. Aun así, cuando tuvo que iniciar las jugadas del equipo no se le vio muy fino.

Saúl: Le volvió a caer el marrón de jugar en el lateral, pero esta vez desde el principio. Así, el equipo le perdió para los envíos en largo y en el carril tampoco pudo desequilibrar demasiado, aunque mantuvo bastante a raya a Pedro León.

Correa: Perdido en los primeros 20 minutos, fue encontrando un sitio entre Arias y Morata, aunque le costó desequilibrar. En el 25’ perdonó el empate tras cabecear con poca fe un buen centro de Vitolo. Tras el descanso le dejó el carril a Arias y eso les vino bien a él y al ataque rojiblanco.

Herrera: La intensidad del Eibar le pasó por encima durante la primera mitad. Además, en los saques de esquina que le tocó lanzar no pasó del primer palo, así que tampoco generó peligro. Mucho mejor tras el descanso, metiéndole velocidad al juego rojiblanco. Fue el primer sustituido, en el 73'.

Thomas: De menos a más, al principio sólo veía volar el balón por encima y cuando lo tocaba estaba impreciso, sobre todo en envíos peligrosos con buena intención que acababan en nada. Fue calmándose y entrando en juego con pases verticales.

Vitolo: Primera mitad con cuentagotas. Sabe llevar la pelota y la pierde pocas veces, pero le falta insistencia. En la segunda se fue hacia el centro y entró mucho más en contacto con el balón y filtró buenos pases. Por otro lado, tiene que estar más atento en las jugadas a balón parado en contra.

João Félix: Detalles de calidad deja siempre, pero sin ser determinante. Y cuando tenía la opción de serlo fallaba el último toque o el control. En el 15’ sí soltó un buen zurdazo que repelió Dmitrovic a córner. Se le vio más caído hacia la izquierda que en punta. Poquita cosa. Se le ve tocado y acabó sustituido en el 83'.

Morata: La mayoría de balones que le llegaron fueron envíos larguísimos casi imposibles de controlar, aunque muchos de ellos ni los peleó, esperando el fallo del rival. Bastante acertado cuando Thomas le buscaba en raso, pero sin peligro en el área. En el 69' remató de cabeza a las manos de Dmitrovic.

Sustituciones

Lodi: Entró en el 73', devolviendo a Saúl al centro del campo. Incisivo, mirando más hacia arriba que hacia abajo y participativo. En una llegada al área se le fue un cruzado un buen disparo.

Camello: Entró en el 83'.

Clemente: Entró en el 87' para debutar con el primer equipo.