REAL MADRID

James no se reengancha

Entre lesiones y decisiones técnicas, el colombiano sólo jugó 24 minutos en tres meses. Estuvo un mes lesionado, Zidane se lo llevó a Arabia pero ante el Sevilla le descartó.

James Rodríguez da un paso adelante y otro atrás en el Real Madrid. Después de regresar a la convocatoria en la Supercopa y jugar 13 minutos en la semifinal ante el Valencia, Zidane le bajó del tren contra el Sevilla y se quedó fuera de la lista sin que hubiera ningún parte médico por medio (se entrenó con normalidad). El cafetero no acaba de reengancharse y habita más la grada y el banquillo que el césped. Mientras, su nombre está apuntado en la agenda de varios clubes europeos. Ancelotti sigue suspirando por reclutar al colombiano para ‘su’ Everton. Con él se vio la mejor versión de James en el Real Madri. Sin embargo,  en el club blanco descartan una salida en enero.

James retornó al Real Madrid este verano de su cesión en el Bayern y ha vivido montado en una noria. Tuvo colgado en el cuello el cartel de descarte (Zidane no contaba con él en verano y tuvo un pie y medio en el Atlético, pero el naufragio del 3-7 de Nueva Jersey ante los de Simeone abortó la operación), después ilusionó como un fichaje (Zidane le utilizó por primera vez en la segunda jornada contra el Valladolid y le dio cuatro titularidades en cinco encuentros en los que el jugador sacó pecho) para acabar, entre lesiones y decisiones técnicas, por evaporarse. Los tres últimos meses no han sido fáciles de transitar para James. El pasado 19 de octubre jugó su último partido como titular. Fue contra el Mallorca y el Madrid descarriló. Ese batacazo dejó algunos heridos. Odriozola, Jovic y también James. Aquel día su situación giró. A su actuación gris en Son Moix le siguieron polémicas y lesiones que le han llevado a jugar sólo 24 minutos desde entonces...

Tras el revés de Mallorca, Zidane sólo le dio 11 minutos contra el Galatasaray. Después vino el viaje a su país por su paternidad y una lesión (de la que no hubo parte médico del club) le impidió jugar frente a Leganés, Betis, Galatasaray y Eibar. La polémica sobrevoló a James en el último parón FIFA, donde acudió con Colombia sin haber trabajado aún con el grupo. Zidane sorprendió cuando se le preguntó por James (y Bale) antes del partido contra los de Mendilibar: "No tienen lesión, pero no están disponibles. No es decisión técnica, todavía no se entrenan con el equipo y entonces no pueden jugar mañana". El futbolista viajó con su selección. En el primer entrenamiento trabajó sin problemas; dos días después, el 14 de noviembre, sufrió la lesión en el ligamento interno de la rodilla que le tuvo más de un mes en la enfermería. Tuvo el alta médica el 19 de diciembre, pero Zidane le dejó fuera ante el Athletic (sólo llevaba tres entrenamientos) y contra el Getafe (decisión técnica).

Mucho cambió el Madrid mientras James estuvo de baja y ahora tiene que remar río arriba para encontrar un hueco en la media. Valverde explotó y se hizo indispensable, Kroos rejuveneció, Modric recobró vigor e Isco acabó por ser rescatado por Zidane. Mucha competencia tiene el de Cúcuta. Zizou sí se lo llevó a Arabia para jugar la Supercopa aunque sólo le dio 13 minutos. De regreso a LaLiga, y pese a haberse entrenado durante toda semana, James volvió a perder terreno y se quedó fuera de la lista contra el Sevilla. El cafetero no sale del furgón de cola: es el 19º jugador de la plantilla en minutos (465’, el 18,6%).