ITALIA

Cristiano ha vuelto

El futbolista portugués, factor decisivo para que la Juventus recupere el liderato, ha marcado diez goles en los últimos ocho partidos.

Cristiano celebra el gol que consiguió el pasado domingo ante la Roma y que fue decisivo para la victoria ‘bianconera’ en el estadio Olímpico.
ANDREAS SOLARO AFP

Cuando el pasado 10 de noviembre Cristiano abandonó el campo, enfadadísimo, en el minuto 55 del Juventus-Milán, apenas llevaba cinco goles en 12 jornadas de Serie A y muchos empezaron a preguntarse si había llegado el ocaso del portugués. Era un error garrafal: el parón de selecciones de noviembre despertó a la bestia, que a partir de entonces se ha vuelto a hacer imparable.

Cristiano marcó tres goles ante Lituania, uno ante Luxemburgo, luego regresó a Turín y todavía no ha dejado de anotar tantos: lleva diez en los últimos ocho enfrentamientos de bianconero (nueve en la Serie A, uno en la Champions), y suma seis jornadas seguidas del calcio 'mojando'. Un gol ante Sassuolo, Lazio, Sampdoria y Roma, dos ante el Udinese y el hat-trick con el Cagliari, el segundo de juventino tras la histórica noche con el Atleti.

En este curso, Cristiano lleva 16 dianas en 23 apariciones y el domingo agregó otro récord a su inmenso palmarés: como señaló Opta, John Hansen, hasta ahora, había sido el único en conseguir alcanzar 14 goles en las primeras 19 jornadas de Serie A con la camiseta de la Juventus en más de una temporada (lo hizo en la 1950-51, 1951-52 y 1952-53). Cristiano logró estos números en sus dos primeros años de bianconero: su excepcional momento le ha vuelto a entregar la condición de intocable para Maurizio Sarri, que le ha alineado de inicio en todos los partidos desde el 1 de diciembre, sin sustituirle nunca.

Al técnico le cuesta utilizar el tridente, así que a su lado se alternan Higuaín y Dybala, que el domingo se mostró molesto cuando el Pipita ocupó su lugar. El triunfo ante la Roma le entregó a la vecchia signora el título de invierno (dos puntos de ventaja sobre el Inter), cerrando una primera vuelta casi perfecta, con 48 puntos: "Hemos vuelto al sitio que nos pertenece, en la cima de la clasificación", escribió el portugués en sus redes sociales tras el partido. Eso sí, el otro equipo de la capital italiana, el Lazio, se encargó de manchar este mes con la primera derrota liguera del curso (3-1, el 7 de diciembre) y, sobre todo, con el k.o. en la final de la Supercopa, que los biancocelesti levantaron en Riad con otro 3-1.

A Cristiano y a la Juve, sin embargo, le quedan todavía muchísimos retos: mañana, ante el Udinese, arrancarán su aventura en la Copa italiana, la pelea por el Scudetto con los nerazzurri de Conte sigue al rojo vivo y, sobre todo, en Turín quieren romper el gafe de la Champions. El Lyon, rival de los octavos, invita a ser optimistas para la clasificación: con un Cristiano así, soñar con Estambul es obligatorio.