Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Coosur Real Betis BET

48

Unicaja MAL

62

EN JUEGO
San Pablo Burgos BUR

57

Joventut Badalona JOV

56

FINALIZADO
Casademont Zaragoza ZAR

81

Herbalife Gran Canaria CAN

62

FINALIZADO
Iberostar Tenerife TEN

76

Movistar Estudiantes EST

59

Liga Holandesa
EN JUEGO
AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

1

Willem II Willem II WII

0

FINALIZADO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

1

Vitesse Vitesse VIT

3

FINALIZADO
Twente Twente TWE

0

Groningen Groningen GRO

0

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

Heerenveen Heerenveen HEE

1

REAL MADRID

Zidane: el triunfo de la sencillez

El técnico francés consigue 10 títulos en sólo tres años y tres meses al frente del banquillo del Bernabéu. ¡Gana uno cada 19 partidos!

En sólo tres años y tres meses de trabajo en el banquillo más electrificado del mundo, Zinedine Zidane ha acumulado tantos tesoros que ya podría retirarse a sus cuarteles presumiendo de haber entrado para los restos en las páginas de oro de la historia del Real Madrid. En dos etapas delimitadas por la drástica y meditada decisión que tomó al término de la temporada 2017-18 (tras la conquistas de la 13ª en Kiev), el marsellés ha sabido encumbrar ese método basado en la sencillez y la normalidad. En Yeda ganó su décimo título de blanco pese a viajar sin su tridente de ataque titular (Bale-Benzema-Hazard) y de nuevo demostró una colección de registros tácticos y de gestión de vestuario que lo convierten en el entrenador de moda y en un icono para la actual y las futuras generaciones del club. Zidane gana un título con el Madrid cada 19 partidos (lleva 187), una cifra de récord Guinness que ya le acerca a Miguel Muñoz. El técnico madrileño logró 14 títulos, pero necesitó 14 años en el banquillo del Bernabéu. Estas son las claves del Método Zizou.

Manejo de la crisis

El 19 de octubre el Madrid perdió en Mallorca (1-0), tras un partido nefasto. El club deslizó sin disimulos que si tres días más tarde se sufría en Estambul, ante el Galatasaray, otro fiasco, la destitución de Zidane estaba en marcha. Se habló de Mourinho. Lejos de ponerse nervioso en sus mensajes públicos, el marsellés puso mesura al aterrizar en la ciudad turca: "¿Mi futuro? Yo quiero estar aquí siempre. Claro que me molesta lo que se está diciendo, pero lo que tengo que hacer es pensar en positivo y dar el máximo. Somos el Real Madrid y no podemos equivocarnos ni un minuto. No todo puede ser bonito. Hay que aguantar y tener personalidad". El Madrid ganó en Turquía (0-1) y desde ahí no ha perdido la sonrisa.

Control del vestuario

Cuando Zinedine regresó en marzo al banquillo del Bernabéu se encontró a varios jugadores totalmente desconectados. Solari no contaba con ellos y parecían resignados a irse del club en verano. Es el caso de futbolistas con jerarquía y galones como Marcelo, Isco, Bale y hasta Kroos, que parecía desmotivado y rendido y ahora es uno de los pilares más sólidos del proyecto. Al primero le dio la titularidad (en detrimento de Reguilón) y lo recuperó anímicamente para la causa. Eso sí, ordenó el fichaje de Mendy (por 48 millones de euros) y ahora es el titular consolidado en el lateral izquierdo. Zizou no se casa con nadie. El caso de Isco es más revelador. Pese a terminar y arrancar el curso lejos de su mejor forma, se empeñó en reflotarle dándole la titularidad en partidos de alcurnia: ante el PSG, en el Clásico del Camp Nou o en la final de la Supercopa. Isco parece otro y está en la futura lista de Luis Enrique para la próxima Eurocopa.

Zidane saluda a Isco tras sustituirle en la final de la Supercopa.

Estratega

Al francés no le hace ninguna gracia que se le pusiese la etiqueta de "buen motivador de grupos" pero "escaso de registros con la pizarra". Por si había dudas, esta temporada arrancó con el famoso 4-3-3 que ya utilizaba con la BBC (esta vez con Bale, Benzema y Hazard). Luego giró hacia el 4-4-2 para salvar a Isco e incluirlo en la rueda (eso llevó al mismísimo Modric el banquillo en varias ocasiones) y en Arabia fulminó al Valencia con un 4-5-1 que hechizó a todos los analistas. Zidane es mucho más que un simple alineador. Tres Champions seguidas no se ganan con una sonrisa...

Valverde

El uruguayo estaba en la plantilla como simple complemento. Pero en el derbi del Wanda decidió Zidane darle la titularidad... y hasta hoy. Se ha comido la opción de Pogba (ni siquiera Zizou ha vuelto a reclamar su fichaje) y después de su inmolación futbolística para ayudar al equipo a ganar la Supercopa ante el Atleti, El Pajarito es uno de los jugadores favoritos de la afición.

Fede Valverde, en la final de la Supercopa de España.

Su increíble legado

Tres Champions consecutivas, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa, dos Supercopas de España y una Liga. Sólo le falta la Copa para completar un cuadro digno del Museo del Prado. Cada 19 partidos toca pelo. Con cuatro títulos más alcanzará a Miguel Muñoz. La leyenda de Zidane continúa...