LEGANÉS

Braithwaite, un año de goles, fútbol y brega en el Leganés

El danés celebró ante el Valladolid su primer año de pepinero con un recital. Aguirre: “Tiene nivel para jugar en un equipo de mayor envergadura”.

Braithwaite, un año de goles, fútbol y brega en el Leganés
JUAN AGUADO DIARIO AS

Martin Braithwaite salió el pasado viernes al césped de Zorrilla quizá sin saber que en el partido contra el Valladolid cumplía un año como jugador del Leganés. Su primer fichaje (cesión) a los pepineros llegó el 3 de enero de 2019. Después, en verano, los madrileños cerrarían su traspaso por cerca de cinco millones de euros. Pocas inversiones le han salido más rentables al club de Butarque. El danés representa el mejor recurso ofensivo de un equipo que sueña con la salvación pivotando alrededor ya no solo de sus goles (suma seis este curso) sino también de su capacidad generar fútbol y defender al mismo tiempo.

“Yo sí que creo que hoy tiene un nivel alto, que puede jugar en un equipo de mayor envergadura”, argumentó Javier Aguirre en la sala de prensa de Zorrilla tras el recital de su jugador contra los blanquivioletas. Braithwaite marcó el 0-1 y cocinó el 1-2 en una acción marca de la casa. Primero, descargó de primeras y con sutileza a Rosales para que el venezolano, al espacio, la pusiera al área pequeña. El propio Braithwaite peinó la bola para dejársela a Roque Mesa. El canario sólo tuvo que empalarla a la red.

Caños, regates, ruletas, autopases...

Fueron las dos acciones más relevantes, pero no las únicas de su concierto de violines sobre el césped de Pucela. Entre el repertorio melódico hubo caños, ruletas e incluso un autopase que le permitió zafarse de dos jugadores del Valladolid antes de quedarse sólo frente a Masip. Su remate de primeras acabó en parada del arquero.

“Lamentablemente hoy pudo haber matado el partido hasta en tres ocasiones y no fue así. Pero está trabajando bien con nosotros. Se le ve contento. Se le ve cómodo. Se le ve a gusto”, completó Aguirre al respecto de un jugador que en sus primeros partidos no le aportó goles, sino trabajo. Braithwaite aceptó el rol de cuarto centrocampista sin rechistar y con un derroche de esfuerzo que, en Butarque, ya lo han convertido en ídolo local.

Pero es en la otra faceta, en la anotadora, en la que el ariete está demostrando ser un futbolista clave. En este último año ya ha logrado once goles de blanquiazul (diez en Liga, uno en Copa) sustentados por una alta efectividad. Esta temporada, por ejemplo, marca un gol cada 2,5 remates entre palos. Dicho de otra forma: su efectividad es del 40%.

Un intocable: lo juega (casi) todo

Para colmo, ya lleva una asistencia de goles y es, además, el jugador que más regates con éxito (33) ha logrado de toda la plantilla pepinera. Normal que sea el único pepinero que lo ha jugado todo (16 partidos de titular y 3 de suplente) y el segundo con más minutos en sus piernas (1.496) sólo por detrás de Jonathan Silva.

Un futbolista desatado que, además, afronta lo que resta de curso con la ilusión de competir con Dinamarca la Eurocopa 2020 para la que un gol suyo clasificó al conjunto escandinavo. Pocos se podían pensar hace un año que Braithwaite sería capaz de dar tanto en tan poco tiempo hasta convertirse en uno de los fichajes más solventes del Leganés desde que es equipo de Primera.