GRANADA

Adrián Ramos: el adiós del héroe de Albacete que cambia Granada por Cali

Adrián Ramos se despidió el pasado 31 de diciembre del Granada. El América de Cali hizo ayer oficial su contratación. Siempre será recordado por su gol en Albacete que amarró el regreso a Primera.

Adrián Ramos: el adiós del héroe de Albacete que cambia Granada por Cali
PARKER DIARIO AS

El América de Cali hizo oficial el fichaje de Adrián Ramos. Para este equipo colombiano el regreso de este jugador es una gozosa realidad. Su cartel anunciador fue claro: “Después de 10 años en el fútbol europeo regresa a nuestra familia escarlata”.

El delantero colombiano terminó su vinculación con el Granada el pasado 31 de diciembre. Realmente no había opciones de que prolongase su estancia en Los Cármenes debido a la peculiaridad de su contrato. El Granada asumía una parte del mismo (600.000 euros). El resto era a cuenta del propio presidente, John Jiang. Ramos, además, tampoco entraba en los planes de Diego Martínez. Apenas jugó siete partidos de Liga y el de Copa contra el Hospitalet donde anotó sus dos únicos goles del curso, eso sí, decisivos para obtener la sufrida clasificación para la siguiente ronda en el torneo del KO.

Adrián Ramos llegó al Granada en la primera temporada de Jiang como dueño del club. Fue en enero de 2017 tras una rocambolesca operación. El Chongqiang Lifan de China (un equipo de la órbita de John Jiang) pagó 12 millones de euros al Borussia Dortmund para cedérselo al Granada. En este tiempo su trayectoria ha sido irregular alternando actuaciones brillantes con inoportunas lesiones. El Granada descendió de forma calamitosa a Segunda.

Paulatinamente su estrella fue declinando, aunque siempre se le recordará por su histórico gol contra el Albacete en el Carlos Belmonte en un duelo a cara o cruz con un rival directo. Ese día el Granada logró tres cuartos de un ascenso que se celebró dos jornadas después en Mallorca.

Ya de regreso a Primera. Adrián Ramos se convirtió en tercer o cuarto delantero del equipo Roberto Soldado, Carlos Fernández e, incluso, Antonio Puertas o Darwin Machís le fueron relegando a un papel secundario. El ‘caso Ramos’ salpicó al club. Unas cantidades que le adeudaba Jiang motivaron su denuncia y que La Liga mirase con lupa al Granada que tuvo una penalización (no una sanción) de LaLiga que obligó al club a trabajar de firme para solventar esta incidencia.

Fue el canto del cisme para Adrián Ramos que se marcha dejando sensación de que pudo hacer mucho más con su talento descomunal.