REAL MADRID

Vallejo preocupa al Madrid

Se fue al Wolverhampton de la Premier para tener continuidad pero Nuno le ha condenado casi al ostracismo... Junto a Lunin, es la cesión que más inquieta al club madridista.

Mientras la cesión de Odegaard en la Real Sociedad marcha viento en popa, hay otras dos, de futbolistas en los que el Madrid tiene también muchas esperanzas, que no están funcionando. Son los préstamos de Vallejo, en el Wolverhampton de la Premier, y Lunin, en el Valladolid. Dos fiascos porque no están gozando de lo que se pretendía cuando salieron: minutos de juego con asiduidad y en la élite.

Al Madrid le preocupa Jesús Vallejo. A sus 22 años, no está consiguiendo lo que buscaba en su cesión al Wolves: partidos para ganar confianza y olvidar las lesiones que le asolaron en el Madrid. Empezó contando habitualmente para Nuno (que le dio 612’), pero desde el 30 de octubre desapareció de sus planes. ha pasado al ostracismo y ahora acumula 11 partidos sin jugar ni un minuto... 

El Madrid ha sido especialmente cuidadoso con la cesión de Vallejo. Primero le renovó antes de permitir su salida y luego se preocupó de intentar asesorarle con un club donde, por sus características, pudiera encajar. Sin ir más lejos, el propio central maño reconoció en AS que la idea de irse al Wolves se la recomendó el propio Real Madrid

Lunin, un problema que va para dos años...

El caso del ucranio Lunin (20 años) es el más sangrante en Concha Espina. Se le tiene considerado como potencial segundo portero (ése hubiera sido su papel de no haberse marchado cedido a Pucela antes de que Keylor pidiera el traspaso al PSG), pero aún no ha debutado en Liga con el Valladolid. Sólo en Copa (90 minutos en un cómodo 0-3 al Tolosa). Un cepo que unido al freno que sufrió el año pasado en el Leganés (sólo tuvo 544’) está dejando en barbecho al elegido mejor portero del pasado Mundial Sub-20. Un cancerbero que al Madrid le costó 8,5M€ (más variables)...

Esta situación ha llevado a la entidad madridista, como informó AS, a sopesar romper el contrato de cesión en este mercado de enero para embarcar a Lunin en un club que sí le garantice la titularidad.