REAL SOCIEDAD 2-BARCELONA 2

1x1 del Barcelona: Suárez y Piqué salvaron los muebles

El delantero charrúa, con un gol y una asistencia, y el central catalán, con un partido completísimo, arrancaron dieron un punto en uno de los campos más difíciles de LaLiga.

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en el 2-2 en el Reale Arena ante la Real Sociedad.

Ter Stegen: El meta alemán no estuvo tan fino como nos tiene acostumbrados, sobre todo en la jugada del segundo gol, donde despejó de forma defectuosa un centro que se iba fuera, dejando el balón franco para que marcara Isak a placer. Bien en la salida de balón, pero tampoco sin mayores estridencias. No tuvo ninguna gran parada de mérito porque la única que salvó bajo los palos fue más un rebote que otra cosa.

Sergi Roberto: Buen partido del canterano, aunque en esta ocasión tuvo que vigilar sus espaldas porque su flanco derecho estuvo muy desprotegido durante muchas fases del partido. Pletórico en potencia, sólo le falta un poco más de precisión en sus centros para acabar de completar un grandísimo encuentro.

Piqué: Impresionante. Perfecto en todos los sentidos. En defensa un auténtico muro, salvando al equipo tanto por aire como por tierral, y en ataque, capaz de enviar un balón de cabeza a la misma línea de gol y provocar un claro penalti cuando iba a rematar en plancha en el último suspiro del partido, que extrañamente el VAR no confirmó. Llega al Clásico en el mejor momento de la temporada.

Lenglet: Cumplió con el guion pero poco más. No supo salir airoso de la presión rival, perdiendo más de un balón, y le faltó la contundencia de otras ocasiones.

Alba: Sus setenta minutos fueron modélicos pensando que venía de una lesión. Rápido y consistente, aún se le notó un tanto falto de forma al estar más de un mes parado, pero en líneas generales estuvo a un grandísimo nivel. No combinó tanto con Messi, pero se espera que esa conexión llegue el miércoles ante el Real Madrid.

Sergio Busquets: Soberbio. Supo leer el partido, rompiendo las líneas de presión con pases precisos. Uno de ellos precisamente a Leo Messi fue la antesala del gol de Suárez. Recuperó decenas de balones y siempre estuvo al quite en la presión alta. Su único pero fue la jugada del penalti donde puede que se excediera en el agarrón, aunque ambos estaba cogiéndose de la camiseta.

Rakitic: El croata se puso el mono de trabajo ante la presión insistente del rival que apenas dejaba respirar a los blaugrana. Utilizó en demasiadas ocasiones el recurso del pase atrás al portero para oxigenar la presión. Intentó un remate a puerta, que estuvo cerca de dar un buen susto a la Real Sociedad.

De Jong: Uno de sus peores partidos desde que juega en el Barcelona. No es que lo hiciera mal, ni mucho menos, pero su aportación en el juego fue muy discreta, en algunas fases hasta anecdótica. Y eso en un jugador de su nivel es imperdonable. En todo caso, se espera su mejor versión en el Clásico.

Messi: Extrañamente poco protagonista. Muy bien presionado y hasta en cierto modo agobiado por la telaraña del rival, el crack argentino apenas pudo desplegar su repertorio de magia. Una asistencia generosa a Luis Suárez para que marcara el segundo gol y poco más. Un balance pobre para el mejor jugador de la historia.

Luis Suárez: El uruguayo estuvo muy activo durante los noventa minutos. Dio la asistencia a Griezmann en el primer gol y marcó el segundo gracias a la enorme generosidad de su amigo y socio Leo Messi. Estuvo cerca de marcar otro gol tras un fuerte remate que despejó como pudo el meta de la Real.

Griezmann: El francés tuvo un partido con muchas luces y sombras. Clave al marcar el gol del empate tras un contragolpe de manual con una picada magistral en el último instante, pero también un tanto desbordado y sin recursos ante un rival que nunca le perdió la cara al partido. En esta ocasión, pasó casi de puntillas en la conexión con Messi,

Sustituciones

Semedo: Jugó los últimos veinte minutos, sustituyendo a Alba, colocándose en la banda izquierda y a pierna cambiada. Lo más importante es que demostró estar totalmente recuperado y no tuvo reparos para subir arriba.

Aleñá: Salió con muchas ganas aunque no le salieron muchas cosas. Para colmo se llevó una buena brecha en la cabeza tras un fuerte encontronazo en la disputa de un balón.

Arturo Vidal: El chileno salió en los últimos minutos y hay que reconocer que puso una marcha más al juego, aunque no fue suficiente para ganar.