REAL SOCIEDAD

Ødegaard eligió el Madrid por delante del Barcelona

Será el primer 'Clásico' personal para el crack noruego, la sensación de LaLiga en esta primera parte de temporada con la Real.

Será inevitable. Todos los focos del 'Reale Arena' apuntarán a Martin Ødegaard en la visita del Barcelona para jugar contra la Real Sociedad. No es para menos. Porque el crack noruego vivirá su primer 'Clásico' particular siendo la indiscutible sensación de LaLiga en esta primera parte de la temporada. Ødegaard, además, puede ayudar de forma decisiva que su equipo, un Real Madrid que lo ha cedido dos campañas en el club donostiarra, llegue al Clásico del miércoles por delante en la clasificación. Y no es un tema menor. Pero el morbo va mucho más allá de todo esto que acabamos de contar. Ødegaard estará en el ojo del huracán porque eligió el Real Madrid por delante del Barcelona, y será la primera vez que se enfrente a los culés, que pujó por hacerse con sus servicios cuando el noruego contaba con apenas 16 años. Se decantó por el blanco.

21

El interés del Barcelona lo ha desvelado esta misma semana Ødegaard en una entrevista en Noticias de Gipuzkoa. La pregunta del compañero Mikel Recalde era muy directa. "¿Cuando estalló el 'boom Odegaard', ¿el Barça también le llamó?" En la respuesta el noruego también fue muy directo, evitando hacer cualquier regate. Responde con naturalidad y mucha madurez "Puede ser. Fueron muchos los equipos que llamaron a mi padre y viajó allí una vez (a Barcelona), pero al final no salió". Y fichó por el Real Madrid. Y ahora cedido en la Real Sociedad jugará por primera vez contra el Barça de Messi, al que no tiene reparos en admitir que admira. "Me gusta su estilo, claro. Es el mejor jugador con Cristiano y puedo aprender muchísimo de él viendo cómo hace las cosas, pero es de otro nivel y no quiero ni comparar mi juego ni nada con él", señala ruborizado cuando se le compara con el astro argentino.

Ødegaard espera al Barcelona en un estado forma espectacular. En Valladolid no pudo brillar la semana pasada, pero de sus botas volvieron a nacer las mejores ocasiones de la Real. Y en la última cita en el Reale Arena, literalmente, se salió. Partidazo, asistencia y golazo por la escuadra. El noruego en estado puro. Su duelo con Messi se presume espectacular. Dos zurdos del oro. Uno consagrado. El otro con todo un brillante futuro por delante. De momento, de txuri-urdin. Y con una puesta de largo sencillamente espectacular, siendo ya elegido jugador del mes de septiembre de la competición.

Solo una inoportuna lesión ha impedido a Ødegaard brillar más en lo que va de curso. Tan bueno es con el balón en los pies que los rivales sólo le pueden parar con faltas. Y en una en Vigo le 'cazaron'. Aprovechó el último parón de liga para recuperarse y volvió a tiempo para estrenarse en 'su' campo, el Santiago Bernabéu. Apenas unos destellos de su tremenda calidad. Pero todavía le faltaba ritmo de competición. Tenía que resetear, y lo hizo contra el Eibar, en el mismo escenario en el que recibirá al Barcelona. Ya en Madrid estuvo en boca de todo el mundo. Querían pulsar in situ a la joven promesa noruega que se está formando en San Sebastián. Pero el noruego está acostumbrado a jugar con presión. Y no le afectó.

Tampoco le afecta que todos los días se hable de si volverá o no a Madrid al final de temporada. Porque tiene claro su plan, y lo repite como un mantra: "El plan es dos años en la Real, lo tengo claro". Pero a nadie se le escapa que ese plan se puede precipitar por un buen partido contra el Barcelona. Una buena actuación ante Messi puede cambiar su destino y recibir la llamada de vuelta de Florentino Pérez antes de tiempo. Así funciona muchas veces este negocio. Y Ødegaard lo sabe. Pero nada le inmuta. Ha vivido desde tan joven bajo las luces de los focos mediáticos que es más maduro de lo que dice su edad. En el 'Reale Arena' volverá a ser el centro de todas las miradas. Defendiendo a la Real Sociedad, con el Barça enfrente, puede empezar a cambiar su destino. Está ante otro examen. Sube la exigencia. Confirmar su exquisito inicio como txuri-urdin ante el Balón de Oro. Ødegaard juega su primer 'Clásico' antes del gran Clásico. Hagan juego, señores.