VALENCIA

Retrospectiva: este Valencia mejora al de la pasada temporada

El Valencia estará en el sorteo de Octavos de Final de la Champions League y en LaLiga ya pelea por los puestos europeos, mejorando los resultados 2018/19.

Retrospectiva: este Valencia mejora al de la pasada temporada

El Valencia está viviendo una de las temporadas más desconcertantes que se recuerdan en la capital del Turia en los últimos años. Un contexto con tintes dubitativos, lleno de preguntas, con un horizonte que nunca ha parecido estar claro desde verano, cuando estalló la polémica entre Mateu Alemany y las altas esferas del club, y que luego, semanas después, desencadenaba una tormenta deportiva que incluso supuso el adiós de Marcelino García Toral como técnico.

Un clima y un escenario que parecía haberse trasladado al terreno de juego con una irregularidad que pronto se vio reflejada, también, en la grada en una especie de guerra interna que acababa beneficiando a los rivales que visitaban Mestalla.

Sin embargo, la regularidad, la estabilidad, parecen haberse instalado nuevamente a nivel deportivo y los resultados han comenzado a asentarse a favor de los intereses blanquinegros, generando de nuevo la ilusión que jamás quisieron poner en duda.

Una temporada cuya metáfora visual perfecta sería una montaña rusa. Una dinámica de altibajos que ha ido entremezclando resultados positivos en escenarios imponentes, ante equipos competitivos, con pérdida de puntos inesperados en citas a priori de claro favoritismo valenciano. Sin embargo, existe una realidad deportiva que deja en muy buen lugar el presente deportivo del equipo. La diferencia deportiva echando la mirada atrás un año es muy importante.

VALENCIA 2018/19 TRAS 16 JORNADAS LIGUERAS

  • Decimocuarto con 19/48 puntos.
  • 13 goles a favor.
  • 13 goles en contra.
  • Media goleadora a favor: 0'8 goles/partido.
  • Media goleadora a en contra: 0'8 goles/partido.

Fue el gran hándicap la temporada pasada. La falta de gol, la falta de puntería, fue la preocupante rutina a la que se vieron expuestos en los primeros meses de temporada, dejando en mal lugar al equipo, generando una preocupación en la grada que, evidentemente, se veía traducida en la decimocuarta posición de la clasificación. Aquella situación hacía mirar más hacia abajo que hacia puestos europeos, el gran objetivo. El descenso no era una alerta real, pero objetivamente los puestos calientes de la tabla estaban más cerca que el objetivo real de la zona europea.

VALENCIA 2019/20 TRAS 16 JORNADAS LIGUERAS

  • Octavo con 26/48 puntos.
  • 26 goles a favor.
  • 23 goles en contra.
  • Media goleadora a favor: 1'6 goles/partido.
  • Media goleadora a en contra: 1'4 goles/partido.

Pese a que el entorno no haya sido el más favorable, las cifras son positivas. La zona europea es una realidad, con cifras goleadoras favorables y con resultados que poco a poco han ido instalándose en tono positivo para que el cumplimiento del objetivo de jugar la próxima temporada en Europa sea una realidad desde el primer momento. Tras el adiós de Marcelino, parece que los incendios mediáticos han ido perdiendo peso, la botella de la polémica ha ido perdiendo gas poco a poco y la estabilidad se ha podido instalar finalmente.

CONCLUSIONES UN AÑO DESPUÉS:

  • El Valencia tiene 7 puntos más actualmente respecto a la pasada temporada a estas alturas. Han pasado de tener 19 puntos a tener ya en el bolsillo un total de 26 puntos.
  • La dinámica de resultados ha hecho que el equipo esté 6 plazas por encima con respecto a hace un año. De mirar con cierta preocupación la zona de descenso a tener 26 puntos que les permiten codearse con los equipos que pelean directamente por Europa. Su hábitat natural y esperado.
  • Han superado el gran hándicap del pasado curso. Fue uno de los aspectos más criticados la pasada temporada. El Valencia suma actualmente 13 goles más respecto al curso pasado a estas alturas.
  • Quizás sea el punto negativo y a corregir, pese a que a nivel deportivo en la clasificación no tenga demasiadas consecuencias negativas, pero este Valencia ha encajado 10 goles más con respecto a hace un año.
  • Los goles esta temporada tienen mayor premio. Han marcado más, pero también han encajado más. Sin embargo, pese a tener peores registros a la hora de defender y mantener la portería a 0, el hecho de tener una diferencia de goles de +3 hace que el equipo tenga registros positivos. Es decir, haber encajado más no supone, por ahora, un escenario negativo.

Fuera del contexto liguero se encuentra la gran diferencia, la causa más ferviente de la felicidad del valencianismo. Seguramente, el mayor logro respecto a la pasada temporada. El Valencia tiene sellada su clasificación y presencia en los Octavos de Final de la Champions League tras una épica noche en Ámsterdam que fue la guinda de una Fase de Grupos muy competitiva ante equipos de la talla mundial de Chelsea y Ajax de Ámsterdam, a los que se le sumó un Lille que privó al Valencia de tener 2 puntos más con su empate en tierras francesas. Si hace un año los de la Avenida de Suecia estaban eliminados por, entre otras cosas, ser incapaces de ganar a un equipo como el Young Boys, actualmente ya tienen en su bolsillo de forma oficial su presencia en la siguiente ronda.

En líneas generales, el Valencia 2019/20 mejora al del curso pasado. Tanto a nivel goleador como de puntos en la clasificación, como también en territorio europeo. Si hace un año miraban con cierto temor el descenso, ahora están establecidos en el objetivo europeo. Si hace un año caían eliminados a la primera de cambio en Champions League, ahora se localizan entre los mejores 16 equipos del viejo continente.

Así, tras meses de inestabilidad, preocupación e incerteza, el Valencia parece respirar, por fin, de la tranquilidad necesaria para encarar meses donde el parón de la Liga de Campeones debería oxigenar el vestuario y la plantilla. Superada la marcha de Marcelino y Mateu, con el incendio institucional a menor temperatura, en la capital del Turia el peso deportivo a nivel informativo parece haber ganado la batalla a lo candente y problemático.