ESPANYOL 0 - CSKA 1

Andrés Prieto vuelve a jugar 572 días después

El meta del Espanyol no competía en partido oficial desde el 19 de mayo de 2018, con el Málaga. No pudo dejar su portería a cero, pero se lució en un mano a mano ante Chalov, punta del CSKA Moscú.

Andrés Prieto volvió a sentirse futbolista. Debutó este curso con la camiseta del Espanyol y lo hizo dejando grandes sensaciones. Demostró que hay una alternativa válida a Diego López. Eso sí, todo indica que este le dejará pocas opciones en Liga y en el futuro de la Europa League porque su nivel es superior. Pese al largo tiempo de inactividad competitiva oficial, Andrés no se puso nervioso y destacó en el duelo ante el CSKA Moscú con una intervención que mantuvo en el partido a su equipo. En el 31’, Chalov le retó en el mano a mano y desvió su disparo a córner.

Machín dio la alternativa, por fin, a un Andrés que pudo recuperar sensaciones. No jugaba desde el 19 de mayo de 2018, en un encuentro con el Málaga en Primera ante el Getafe (0-1). Hasta este jueves ha vivido en el ostracismo absoluto. 572 días después de su último duelo (1 año, seis meses y 21 días) pudo vestirse de corto e hizo su ritual de saludar a los compañeros antes del inicio del duelo, especialmente efusivo fue el abrazo con Campuzano, y de golpear el larguero en varias ocasiones. Además, de en el mano a mano con Chalov en la primera mitad también tuvo que aparecer en el 34’, en una falta. La paró con seguridad. Y tras el descanso siguió parando, pero no pudo evitar el tanto de Vlasic. La zaga no le ayudó en exceso.