SUECIA

La estatua de Ibra, en riesgo: pies serrados, una soga al cuello...

Los pies de la estatua del delantero sueco han sido serrados y le han colocado una soga que simula un ahorcamiento. Es el tercer ataque.

La estatua de Ibra, en riesgo: pies serrados, una soga al cuello...

Zlatan Ibrahimovic sigue siendo el enemigo público número uno para buena parte de Malmöe desde que pasó a ser propiertario del Hammarby. Si la noche del 27 de noviembre, los ultras del Malmöe trataron de quemar la estatua con bengalas y al día siguiente le colgaron una tapa de un inodoro además de realizar pintadas con amenazas de muerte hacia los gitanos, la noche del miércoles estuvieron cerca de acabar definitivamente con la estatua.

La escultura fue atacada por gente que portaba una motosierra e intentó cortar ambas piernas para derribarla. Además, le colgaron una soga al cuello simulando un ahorcamiento y pintaron de nuevo la placa acusándole de "vendido".

Este último ataque ha aumentado notablemente de que la estatua acabe por caerse. Para evitar una destrucción definitiva, la policía de Malmöe ha vuelto a poner vigilancia y han vuelto a levantar vallas.

Un traslado a Estocolmo o un cambio

Tanto en medios como a través de las pintadas, buena parte de la afición del Malmöe ha pedido que la estatúa sea trasladada a Estocolmo, sede del Hammarby, nuevo club de Zlatan. Una opción que el consistorio de la ciudad del sur de Suecia aún no valora y contra la que se posiciona.

"La estatua no va a ninguna parte. Zlatan nació aquí y seguirá vinculado a Malmöe. Es un ejemplo para los jóvenes" aseguró Frida Trollmyr, responsable de cultura cuando se produjeron los ataques anteriores.

Otros aficionados han pedido que la estatua sea sustituida por una de Markus Rosenberg, delantero que es considerado una leyenda del club y que está disputando su última temporada. Según recoge el medio sueco Expressen, Filip Hammar, un aficionado del Malmoe, se ha comprometido a donar hasta 50.000 coronas (más de 4000 euros) para que levanten una escultura en honor de Rosenberg con el requisito de que sea diez pulgadas más alta que la de Ibra. algo que asegura, le molestaría sobremanera.