BRUJAS 1-REAL MADRID 3

1x1: el 'Madrid millennial' pone una pica brasileña en Flandes

Rodrygo y Vinicius marcaron y Modric, al timón, puso la guinda. Benzema puso de manifiesto los aspectos en los que tiene que mejorar Jovic.

Areola: Apenas tuvo trabajo y respondió cuando tocaba. Poco más pudo hacer en el gol.

Odriozola: Desubicado, desorientado e incluso torpe en alguna acción. Casemiro, Isco y Rodrygo tuvieron que auxiliarle. Una mala noche... en la primera parte. Regresó de vestuarios mucho más entonado, aunque intermitente. Desbarató la primera ocasión del Brujas tras el descanso y en una internada por la banda asistió a Rodrygo para el 0-1.

Varane: Bien posicionado y al corte. Partido correcto del francés, que portó el brazalete de capitán en ausencia de Ramos.

Militao: A lo Ramos, con anticipación y remate. Cabeceó un córner puesto por Modric en el primer acercamiento del Madrid a la portería de Mignolet. Estuvo pillo: casi le roba la cartera al portero brujense dos veces en la misma jugada. Gran actuación del central.

Mendy: Una vez que perdió la posición la aprovechó Vlietinck para crear una ocasión. Fue prácticamente su único lunar en el partido.

Casemiro: Multiusos. Hace de todo. Corrige las pérdidas de posición de sus compañeros, está atento a su espalda, roba, arma contragolpes... Justifica cada minuto que Zidane no le dosifique. La presencia de Modric le dio más libertad y asistió al balcánico en el tercer gol. Fue amonestado en el 37' por derribar a Vormer cortando una contra del Brujas.

Isco: En la primera media hora se vio obligado a buscar el balón en posiciones donde es menos determinante. La primera aparición por zonas en las que lleva más peligro acabó en un remate que se perdió muy cerca del palo derecho de Mignolet. Cambiado por Valverde en el 84'.

Modric: El croata tiene clase hasta para controlar con el pecho los balones que le vienen rebotados de los rivales. Fue, en su mejor versión, el timón del Madrid. Se llevó la primera amonestación del partido en el 6', pero lo acabó poniendo la guinda con el 0-1.

Rodrygo: Tiene el don de los elegidos. Tras una primera parte discreta, en la que ayudó en defensa y recibió algún recado de los belgas, marcó el 0-1 en el 53'. El Madrid reclamó una falta al brasileño en el gol del empate del Brujas. Participó también en el segundo gol. A él no le importa por qué banda juega. Zidane le cambió a la izquierda cuando metió a Brahim.

Jovic: Buen juego de espaldas y conexión con Vinicius, pero demasiado estático y alejado de la portería rival. Bajó el centro al área que culminó con el gol del brasileño. Fue sustituido por Benzema en el 77'.

Vinicius: Se recorrió toda la banda. Entre Mendy y la solidaridad del brasileño, al Brujas le costó encontrar el camino por el flanco izquierdo del Madrid. Culminó con el 1-2 un buen partido antes de ser sustituido por Brahim en el 73'.

Brahim: Sustituyó a Vinicius en el 73'. Minutos para el malagueño, que estuvo bien en sus pocas intervenciones.

Benzema: La afición del Madrid le recibió con aplausos cuando entro por Jovic en el 77' y puso en evidencia en qué tiene que mejorar el serbio. La participación del '9' en el juego blanco y su versatilidad es diferencial.

Valverde: Sustituyó a Isco en el 84'. Tiempo para poco.