Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

93

Monbus Obradoiro OBR

69

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

88

Baxi Manresa MAN

77

FINALIZADO
Valencia Basket VAL

82

UCAM Murcia MUR

62

Liga Holandesa
FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

1

PSV PSV PSV

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

1

Heracles Heracles HCL

0

FINALIZADO
Ajax Ajax AA

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

1

FINALIZADO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

2

Waalwijk Waalwijk WAA

0

REAL MADRID

Vinicius vuelve a existir

Aprovechó ante el Espanyol la oportunidad que tanto tiempo, 49 días, llevaba pidiéndole a Zidane. El francés le había borrado del mapa desde Mallorca.

No se lo esperaba él y muy pocos lo intuirían, quizá sólo Zidane, pero Mallorca fue una trampa para Vinicius. El 19 de octubre, en Son Moix, un Madrid de secundarios se salió de la trazada. Aquel Plan B dejó la última derrota (1-0) blanca este curso y un damnificado, el brasileño, pese a su meritoria actuación entre tanto gris. Nada volvió a ser lo mismo desde aquello para Vini, rebajado al máximo en importancia, como si hubiera pasado de moda. De los siguientes ocho partidos, sólo entró en la lista en cuatro y jugó en tres, 36 minutos (un 5%). Al margen de polémicas por su situación, era como si no existiese... hasta el sábado.

En esa larga espera, 49 días de su última titularidad a regresar ante el Espanyol a los once elegidos de Zidane, no le temblaron las piernas. Cuentan quienes le conocen que Vinicius es madridista y sólo quiere triunfar en el Madrid. También que mira su pasaporte (19 años) y entiende que los palos a su edad, y más en un club como el de sus sueños, son incluso más lógicos que las alegrías. Por eso ni se ha planteado marcharse cedido en enero.

Al brasileño, cuarto en el Trofeo Kopa esta semana, tampoco se le fue la fuerza pidiendo más: quería una oportunidad, Zizou se la dio y la ha aprovechado. El sábado fue el líder del Madrid en la primera mitad, jugando como si nada hubiera cambiado: por la izquierda, veloz y descarado; muy superior. Disfrutó de 85 minutos en los que tiró tres veces a puerta, le bloquearon un disparo, tuvo un 82,8% de acierto en el pase, se llevó ocho duelos, perdió diez balones y recuperó cuatro.

Le falló lo que acostumbra, la definición, aunque en sus intentos, que exigieron al mejor Diego López, y en sus envíos desaprovechados por Benzema se intuyó una mirilla más ajustada. Puede que también lo viera así Zidane, que no suele dedicarle elogios y sí se mostró más cariñoso en la rueda de prensa posterior al 2-0 a los de Machín: "Los jugadores quieren marcar siempre, pero no le pido gol. Hoy hay que destacar su trabajo. Lo ha hecho muy bien, defensivame y ofensivamente. Como todos. Además, jugando menos últimamente".

Su resurgir propició otra opinión similar, la del ponderado Álvaro Benito. "No tengo dudas con Vinicius, va a ser un jugador imparable. Unos jugadores y unas personas maduran antes que otras. Llevará su proceso que acabe mejor las jugadas, pero será imparable. Ya lo es. Tiene una velocidad supersónica. Hay que cuidarle", dijo en Carrusel Deportivo. Vinicius vuelve a existir, sólo queda que a Zidane no se le olvide.