REAL MADRID

Es el turno para Jovic

Brujas es la gran oportunidad de rehabilitarse para el delantero de los 60M€. Sólo ha metido un gol, por los 27 que hizo el año pasado, pero Modric le ayuda y Zidane cree en él...

Luka Jovic saldrá de caza en Brujas. El serbobosnio tendrá la oportunidad de resarcirse en el último partido de la fase de grupos de la Champions de su condición de víctima colateral del esplendoroso año de Benzema. El segundo fichaje más caro del pasado verano (60 millones de euros) apenas está pudiendo jugar las migajas que deja el nueve francés. Para Jovic apenas ha habido 319 minutos, lo que le convierte en el vigésimoprimer futbolista de la plantilla en participación durante esta temporada...

Jovic está siendo el último de los damnificados por el resbalón en Son Moix en recibir el 'indulto' de Zidane. Aquel día en Mallorca fue titular y después vinieron 20 minutos en el 5-0 al Leganés, donde marcó su único gol como madridista (hubo que esperarlo hasta el 30 de octubre), y luego aún menos, sólo 7' contra el Betis. De ahí pasó al purgatorio, con seis partidos consecutivos sin rascar bola: Galatasaray, Eibar, Real Sociedad, PSG, Alavés y Espanyol.

Flagrante fue el caso particular de este último encuentro, que dejó a Zidane en una especie de deuda moral con el balcánico. Jovic llevaba veinte minutos calentando y Zizou había reservado para él el tercer cambio, pero la roja a Mendy en el 83' trastocó los planes y obligó al francés a reconstruir la zaga dando entrada a Militao.

Se apoya en Modric

La veteranía de Modric está siendo el bastón en el que se apoya Jovic. "He hablado con él de mi situación y me dice que sea paciente", confesó el nueve la semana pasada en la Prensa serbia. También asegura que siente el respaldo de Zidane. "Confía en mí y me ha dicho que está contento de tenerme", aseguró, hasta el punto de revelar que el técnico galo fue determinante en su contratación. "Las negociaciones entre clubes se volvieron difíciles y él hizo mucho para que fichase". La presión también le ha podido. Por el camino le anularon dos goles por mediación del VAR y aunque no llegó al punto de llorar, como le pasó Vinicius, cuando marcó ese primer gol legal como madridista se liberó. "Ha sido un alivio, el público estaba siendo muy duro conmigo...", admitió.

Al carácter introvertido de Jovic se está sumando su dificultad con el castellano (aunque se ayuda con el portugués que aprendió en el Benfica). Le pasa con el propio Zidane. Las cámaras captaron en Estambul los problemas de su entrenador para hacerle comprender las instrucciones tácticas. "¿Estás entendiendo? ¿You OK?", llegó a decirle Zidane en inglés a su pupilo, con cara de desconcierto. "¡Tú ataca, ataca!", tuvo que resumir el marsellés. No es un episodio aislado.
Jovic se está oxidando en el Madrid, pero tener, sí tiene gol. El año pasado hizo 27 en el Eintracht (17 tantos en la Bundesliga y diez en la Europa League) y se convirtió en el futbolista más joven en la historia en Alemania (con 20 años, nueve meses y 24 días) en meter cinco goles en un mismo partido, al caer como una bomba atómica sobre el Fortuna Dusseldorf (7-1). En el siglo XXI sólo lo había logrado Lewandowski, en 2015.

Problemas con Serbia...

No está siendo, en todo caso, una temporada fácil para el internacional serbio porque los parones FIFA no son tampoco un oasis. Tuvo un desencuentro con su seleccionador (Lubisa Tumbakovic) en septiembre, cuando el madridista se vio obligado a jugar los últimos tres minutos de un doloroso 2-4 ante Portugal. Desde entonces, no ha sido citado para los cinco partidos siguientes de Serbia...

Todo eso quedará atrás si en el Jan Breydel sale de inicio a escuchar el himno de la Champions y lo aprovecha. Brujas, kilómetro cero para Jovic.