CLÁSICO

La FEF descarga en Interior las protestas fuera del Camp Nou

Estima que no es de su responsabilidad lo que pudiera pasar fuera del estadio del Barça el día del Clásico y que son las fuerzas de seguridad públicas las que tienen las competencias.

La FEF descarga en Interior las protestas fuera del Camp Nou
JESÚS ÁLVAREZ ORIHUELA Diario AS

La Federación (RFEF) considera que no son de su competencia los posibles desórdenes públicos que pudieran producirse fuera del Camp Nou el miércoles de la próxima semana, el día fijado para el Clásico.

La plataforma independentista Tsunami Democràtic ha convocado a sus seguidores en cuatro puntos próximos al Camp Nou, uno de ellos distante sólo doscientos metros del hotel donde tiene previsto alojarse el Real Madrid, sólo unas horas antes del inicio del Clásico, un partido que fue aplazado el pasado 26 de octubre ante los riesgos para la seguridad como consecuencia de la sentencia del juicio del procés.

Los independentistas no quieren dejar pasar la oportunidad planetaria del Clásico para convocar movilizaciones, y ante ello la RFEF recuerda que la seguridad en las calles de Barcelona es responsabilidad del Ministerio del Interior y de las fuerzas de seguridad autonómicas. Con este motivo este miércoles se reunirán en la sede federativa en Las Rozas la responsable de Integridad, Ana Muñoz, el de Seguridad, Alfredo Lorenzo, y otros departamentos federativos. En esta reunión se tratará del plan federativo para garantizar la llegada al Camp Nou del equipo arbitral.

La RFEF, al igual que delega la seguridad fuera del Camp Nou en la policía, estima que dentro del estadio también son las fuerzas públicas y las seguridad privada contratada por el club los que deben garantizar el buen orden. A partir de ahí, cualquier incidente será remitido al Comité de Competición, órgano independiente dentro de la propia RFEF que sería, en última instancia, quien tomaría descisiones disciplinarias sobre las cuestiones deportivas. Todo lo demás, en caso de incidentes de orden público graves, es cosa del Código Penal.

En la Federación, en todo caso, entienden que el partido, calificado de alto riesgo, no será aplazado de nuevo y tienen plena confianza en, de hacer falta, el trabajo que puedan desempeñar la seguridad pública y privada.