REAL MADRID

El Bernabéu es el escenario favorito de Benzema

El francés suma 10 goles y cinco asistencias en los nueve encuentros que ha disputado en el Santiago Bernabéu con el Madrid. El Espanyol le ha marcado siete tantos en 15 encuentros.

El Madrid comienza ante el Espanyol (sábado 7 de diciembre, 13:00 horas, Movistar LaLiga) su enrocado final de año. Los de Zidane jugarán cinco encuentros antes de que llegue 2020: ante el conjunto perico, Brujas para cerrar la liguilla de la Champions, Valencia, Clásico y Athletic. Tras las bajas confirmadas de Hazard, Bale y Marcelo, sumadas a las de Asensio (de larga duración), James y Lucas Vázquez, los blancos regresan al Bernabéu con la obligación de sumar los tres puntos. Y para ello cuentan con una baza ofensiva letal: Karim Benzema. El delantero francés suma 10 goles y cinco asistencias en los nueve encuentros que ha jugado en el coliseo madridista (sólo se ha perdido el encuentro ante Osasuna, donde estuvo en el banquillo.

Karim ha marcado en siete de los nueve encuentros que ha jugado en el Bernabéu. Abrió su cuenta ante el Valladolid, y le siguieron Levante (dos goles), Granada, Leganés, Galatasaray (otro doblete), Real Sociedad y PSG (otros dos goles). No contento con eso, el francés asistió a Sergio Ramos en el empate ante el Brujas (2-2), dio otros dos pases de gol en la manita que los blancos le endosaron al Leganés (asistió a Rodrygo y a Kroos). También dio otro pase final de nuevo a Rodrygo para que finiquitara la goleada ante el Galatasaray (el brasileño cerró el marcador y logró su primer hat-trick con la camiseta blanca). Su colofón como asistente fue ante la Real Sociedad: pasó a Modric para que éste reventara el balón. Sus estadísticas ante el conjunto blanquiazul no son malas: les ha marcado siete goles en 15 encuentros y ha ganado 13 de 15 encuentros disputados.

Benzema también rinde a domicilio.

Su rendimiento fuera del Bernabéu tampoco es malo: suma cuatro goles y una asistencia. Marcó y asistió en la primera jornada de Liga ante el Celta: abrió el marcador y dio el último pase a Lucas Vázquez para cerrar el marcador. También marcó en Sevilla el único gol del encuentro, mientras que en Ipurua (Eibar) logró su único doblete a domicilio en lo que se lleva de temporada. Rozó el gol ante el Atlético, pero Oblak le hizo un paradón antológico a un remate suyo de cabeza. También en la derrota ante el Mallorca tuvo el gol en sus botas: remató de manera acrobática un medido centro de James que se estrelló en el larguero. Ante el Espanyol, Karim vuelve a su escenario favorito…