INGLATERRA

La Premier devora entrenadores

Lleva cinco destituciones en cuatro meses, la última, la de Marco Silva. Los clubes pierden la paciencia y los técnicos viven con presión.

Marco Silva grita a sus jugadores durante el derbi del miércoles ante el Liverpool en Anfield.
CRAIG GALLOWAY/Pro Sports Imag/A

Se acabaron la mística, la filosofía de club, el proyecto a largo plazo y la confianza en la idea de juego y desarrollo de una institución por parte de una persona. La figura del manager se difumina en Inglaterra. La Premier se ha pasado, definitivamente, a la cultura de lo inmediato que se cultiva en las grandes ligas europeas y de la que siempre se ha querido distanciar con orgullo la competición en la que nació el football.

Cinco entrenadores despedidos en apenas cuatro meses de competición confirman una tendencia al alza que coincide, curiosamente, con el momento en el que los clubes ingleses empezaron a pasar a manos de inversores extranjeros que exigían resultados cortoplacistas. Los Wenger, los Ferguson y compañía pasaron a ser un lujo que sólo podían permitirse los clubes cuyo presupuesto garantizaba resultados año tras año.

Por el momento, Quique Sánchez Flores, Pochettino, Emery y Javi Gracia habían sido los que habían perdido su puesto esta temporada, hasta que ayer a última hora se unió al grupo Marco Silva tras su derrota en el derbi de Liverpool (5-2). Los toffees, que estaban cuajando una pésima temporada a pesar de tener una plantilla más que aceptable, se encuentran en puestos de descenso.

Cinco entrenadores que superan los cuatro de la 08-09 y que ya están cerca de igualar los seis de las temporadas 18-19, 16-17, 11-12 y 10-11. En la última década, las temporadas 15-16 y 13-14 han sido las que peores cifras han registrado, con 12 técnicos despedidos en cada una de ellas, mientras que la 17-18 les sigue de cerca con diez. En España y Alemania, por ejemplo, también se ha cambiado cinco veces de técnicos esta temporada, mientras que en Italia van seis y en Francia apenas tres.

"En esta cultura de consumo rápido, es tan difícil sobrevivir como aprender. Los dueños no deberían hacer juicios de valor tan instantáneos", apuntaba Richard Bevan, director de la League Managers Association.

Además de los despidos que ya se han producido, hay al menos dos técnicos más que podrían perder su puesto en las próximas jornadas. Ralph Hasenhuttl, que tiene al Southampton al borde del precipicio, y Manuel Pellegrini, que consiguió una bocanada de aire con su victoria ante el Chelsea pero que ha vuelto a perder ante el Wolves.

Entre los grandes, Solskjaer, que viene de infligir la primera derrota al Tottenham de Mourinho, también consigue sacar la cabeza, pero su United no convence y parece difícil que abandone la cuerda floja de aquí a final de curso.