REAL MADRID

Tuchel 'ayuda' al Madrid con el fichaje de Mbappé

El jugador y su entorno están molestos con las decisiones del técnico alemán desde el final de la temporada pasada. En el inicio de esta sigue el malestar.

Tuchel tiene más influencia de lo que pudiera parecer a priori en el futuro de Kylian Mbappé (20 años). Según ha podido saber AS, tanto el jugador como su entorno están muy molestos con la gestión de los minutos que está llevando a cabo el entrenador alemán desde el final de la pasada temporada. El inicio de esta tampoco ha ayudado, algo que se pudo comprobar este miércoles en la reacción del atacante al ser sustituido ante el Nantes.

Pero el problema viene de meses atrás, concretamente del tramo final de la 2018-19. Hubo dos jornadas, contra el Dijon (30 minutos) y frente al Nantes (no jugó), en las que Mbappé esperaba más oportunidades para seguir marcando en su carrera con Messi por la Bota de Oro. Pero su técnico no valoró del mismo modo esa circunstancia, causando el enfado del crack.

En este primer cuatrimestre de la 2019-20, el conflicto se ha trasladado al gran escaparate de la Champions. Mbappé no llegó por lesión al primer duelo, en París con el Madrid, pero sí se sentía en plenas facultades para los dos siguientes. Sin embargo, Tuchel sólo le dio 29 minutos en Estambul y 38 en Brujas. Especialmente significativo fue lo ocurrido en esta última cita: Kylian dejó en un rato memorable un hat-trick y una asistencia para asegurar la victoria. Días después, frente al Marsella en el Parque de los Príncipes, su padre explicó en varias conversaciones a personas del entorno de la directiva del club que su hijo no entendía a Tuchel.

El último incidente, y van tres en menos de un año, se produjo esta semana, en la visita del Nantes. Mbappé hizo el 1-0 y, al ser sustituido, en el 78' y aún con ese marcador, escenificó públicamente su malestar por irse al banquillo.

En el PSG saben que el sueño de Mbappé es jugar en el Madrid y que en el Bernabéu, a su vez, sueñan con su fichaje desde hace años. Y que estas tiranteces entre el '7' y su entrenador dificultan su renovación y ayudan a calentar su deseo de salir más pronto que tarde. Sobre todo después del mensaje del jugador el 19 de mayo, que pidió mayor estatus, algo que incluye un mejor trato en cuanto a minutos y protagonismo. "Creo que es el momento de tomar una mayor responsabilidad. Quizá en París sea feliz, pero quizá en otro lugar también con un nuevo proyecto”, avisó entonces.