Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

INTERNACIONAL

Perales, Mongil y su temporada "perfecta" en Georgia

Tras ganar la Primera División de Georgia con el Dinamo Tbilisi, los futbolistas españoles atienden a AS para valorar la que ha sido su primera temporada en el extranjero.

Perales, Mongil y su temporada "perfecta" en Georgia
Badri Ketiladze FC Dinamo Tblisi

Tbilisi amaneció hoy más colorida que nunca. El equipo más laureado de la ciudad, el Dinamo, conquistó la Erovnuli Liga y puso fin a tres largos años sin títulos. Lo hizo, además, con cuatro españoles como protagonistas: el entrenador Xisco Muñoz, campeón de la UEFA y la Supercopa de Europa con el Valencia; el preparador físico Félix Vicente y los futbolistas José Perales y Víctor Mongil: “Cuando levanté el trofeo vi pasar por delante todos los años de esfuerzo que me ha costado conseguirlo. Es un momento que no voy a olvidar en la vida”, desvela el ex de Levante y Atleti Mongil.

“Ganar la liga ha sido el principal objetivo desde que llegamos a Georgia”, descubre Perales, guardameta de un Dinamo Tbilisi que tan solo recibió 31 goles en 36 jornadas: “Personalmente ha sido una temporada magnífica”, completa el portero balear, cuya adaptación fue “muy buena” porque “puse mucho de mi parte”. “Siendo portero es fundamental poder comunicarte con los compañeros. Cuando supe que jugaría aquí empecé a aprender palabras que me permitieran comunicarme con todo el mundo”, añade. Mongil también confiesa haber disfrutado de su primera aventura en el extranjero: “Ha sido un año pletórico, maravilloso, perfecto”, descubre el vallisoletano.

A pesar de alternar el tramo final de la temporada con la fase previa de la UEFA Europa League, donde cayó eliminado a manos del Feyenoord, el Dinamo Tbilisi tan solo cedió una derrota en los últimos 22 partidos de liga. Un ‘sprint’ que permitió a los de Xisco Muñoz acabar la temporada cinco puntos por encima del Dinamo Batumi. “El crecimiento del equipo ha sido espectacular. Yo, por desconocimiento, menospreciaba la liga georgiana, pero me ha sorprendido mucho”, desvela Mongil, “a nivel táctico hay carencias pero en cuanto a calidad no tiene nada que envidiar a otros torneos”, completa. “La escuela georgiana produce jugadores muy técnicos y descarados que buscan el regate, pero también les gusta mucho la anarquía. Se mueven muy bien en el caos”, añade Perales.

El Xisco entrenador


Una de los motivos que llevaron a Perales y Mongil a hacer las maletas con destino Georgia fue la presencia de Xisco Muñoz en el banquillo. El balear, una auténtica leyenda del Dinamo Tbilisi -allí jugó tres temporadas y media, tiempo en el que marcó 77 goles y ganó dos títulos-, completó un inmejorable debut como entrenador. “Coincidí con él en el Nàstic. Tiene el don de estar siempre contento y es algo que contagia a los demás. Es un trabajador incansable, un adicto al fútbol. No es casualidad que en su primera aventura como entrenador haya conseguido este éxito”, valora José Perales. “Para mi es un orgullo estar a sus órdenes”, completa Mongil, “con él he notado una evolución espectacular y no me quedaba otra que agradecérselo con trabajo y un título como este. Xisco me ha hecho mejorar como jugador y como persona”.

El Dinamo Tbilisi es el club más grande de Georgia. Así lo refleja el Boris Paichadze Dinamo Arena, un complejo con capacidad para 55.000 espectadores que en 2015 acogió la Supercopa de Europa entre FC Barcelona y Sevilla. “Es precioso. Es una pena que venga tan poca gente porque con 20.000 personas en las gradas sería todo mucho más fácil”, explica Mongil. “En los últimos partidos han llegado a venir 10.000 espectadores pero el estadio es tan grande que aunque haya mucha gente parece que está vacío. Es casi imposible llenarlo”, agrega Perales.

Por allí, por el Boris Paichadze Dinamo Arena, pasarán la próxima temporada algunos de los mejores equipos de Europa. Tras ganar la Erovnuli Liga, el Dinamo Tbilisi se aseguró un puesto en la fase previa de la Liga de Campeones, “el sueño de cualquier niño que empieza a jugar al fútbol” según Perales. “Acabamos de ganar la liga y ya estoy pensando en el año que viene” descubre Mongil. “Siempre soñé con vivir este tipo de cosas, pero no esperaba poder hacerlo tan pronto”, añade el vallisoletano poco después de recibir una felicitación muy especial. “Es de Andrés Palop, que me entrenó en el Alcoyano. Dice que ganar títulos provoca adicción y parece que es verdad porque, aunque también tengo muchas ganas de desconectar y disfrutar de la familia y los amigos, no puedo dejar de pensar en lo que está por venir. Ojalá el próximo curso sea tan maravilloso”, sentencia.