Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

VALENCIA 2 - VILLARREAL 1

El 1x1 del Valencia: Ferran Torres es el Golden Boy de Mestalla

El canterano, que se ha quedado fuera de la clasificación para el Golden Boy, volvió a ser decisivo. Maxi Gómez asistió y Rodrigo se rehizo de sus fallos frente al Chelsea.

Cillessen: Protagonista de nuevo y salvador. Paró el penalti a Gerard Moreno lanzándose de forma acertada a su lado derecho. Además estuvo muy seguro durante los 90 minutos, quizás no agarró algunos balones aéreos que le llegaban sencillos por preferir asegurarse el despeje con los puños.

Gayà: Cualquiera diría que apenas tres días atrás tuvo que marcharse del terreno de juego con una lipotimia. El alicantino se mostró incombustible y volvió a ser una referencia ofensiva en la banda izquierda. Defensivamente se vio más apurado cuando tuvo que lidiar con Samu Chukwueze quien le obligó a exprimirse al máximo.

Mangala: Progresa adecuadamente. Estuvo muy exigido por arriba durante todo el partido, faceta en la que se supo defender de forma notable. Y aunque costó más cuando tuvo que afrontar los encaros de Gerard Moreno, Ekambi y posteriormene Chukwueze, continúa con su progresión para volver a ser el futbolista que era. De hecho, a nivel físico no se le puede poner ninguna pega ya que siempre fue el primero en bajar a defender tras las acciones a balón parado.

Paulista: Cómodo con Mangala al lado. Hace mucho tiempo que el brasileño ha dejado de ser solo casta, ahora suma calidad y acciones oportunas al cruce, entre otras cosas. Cortó dos pases en profundidad que hubieran dejado a Gerard solo y por los que Mestalla contuvo la respiración.

Wass: Siempre estuvo donde tocaba, nunca comprometió a su equipo y además volvió a ser decisivo en ataque. Suyo fue el centro que Ferrán remató a gol y aunque se le vio menos participativo en ataque que otras veces, por cuestión de no desgastarse físicamente, siempre que subió aportó soluciones.

Coquelin: Un muro de contención. Con Parejo muy mermado físicamente, el francés tuvo que multiplicarse, especialmente en la salida de balón, para dar claridad al equipo. Mestalla le idolatra y el jugador da razones para ello cada vez que tiene minutos, un día más volvió a realizar acciones brillantes e individuales en la salida de balón driblando hasta a tres futbolistas.

Parejo: Aun estando fundido supo en qué momentos correr y cuando apretar para durar todo el partido. Se le vio un poco más lento con balón de lo habitual, prueba de ello fue que perdió algunos balones un tanto comprometidos. Pese a ello, no se escondió y continuó pidiendo el esférico e iniciando la mayoría de acciones de su equipo. A balón parado puso dos cueros medidos que estuvieron cerca de acabar en gol.

Soler: De menos a más. Al comienzo se le vio incómodo en la banda, pero cuando Celades cambió al 4-2-2 pudo ejercer como centrocampista ofensivo liberado y se le vio muy a gusto. Precisamente, en una acción desde el centro en la frontal del área nació de sus botas un pase por alto que dejó liberado a Wass para poner el centro que Ferrán convirtió en gol. Además, volvió a mostrar que tiene llegada ya que chutó un potente disparo desde dentro del área, pero el meta lo salvó.

Ferran: El AS de la noche. Anotó el segundo gol de los blanquinegros enganchando a media altura un gran centro de Wass, pero más allá del gol demostró su talento con destellos de crack. Realizó dos grandes acciones individuales, primero en la salida de balón dejando atrás hasta a 4 jugadores y rematando él de cabeza, pero sin fuerza. Y posteriormente otra iniciando desde la izquierda que acabó con disparo desde fuera del área que atajó Asenjo. Expuso sobre el verde que a día de hoy está entre los mejores jugadores jóvenes de Europa.

Rodrigo: Se le vio con ganas de resarcirse con el gol después de las ocasiones falladas el otro día y así lo hizo. Primero avisó anotando un tanto que fue anulado por fuera de juego, posteriormente con un rechazo en el área que Asenjo atajó. Y a la tercera, fue la vencida en gran parte gracias al buen balón que le sirvió Maxi.

Maxi: Demostró que es mucho más que gol. El uruguayo por fin pudo devolver a Rodrigo alguno de los balones que el hispanobrasileño le da. Casi desde el centro del campo, Maxi puso un balón en diagonal medido que Rodrigo no desaprovechó para anotar el primer tanto del encuentro.

Cambios

Gameiro: Salió para cazar algún balón largo en acciones de contraataque pero no pudo conectar en ninguna ocasión.

Sobrino: Un rayo de energía. Apenas disputó diez minutos, pero volvió a ser la electricidad que el equipo necesitaba cuando más cansado estaba. No participó en ataque, pero en defensa atosigó a Ontiveros y le forzó a perder varias posesiones.

Esquerdo: Debutó en Mestalla y fue para ponerse el mono de trabajo y defender.