Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

SEVILLA 2 - QARABAG 0

1x1 del Sevilla: Bryan Gil despierta a su equipo del letargo

Lopetegui tuvo que tirar del banquillo para que un ápice de intensidad apareciera en el Pizjuán. Dabbur anotó un buen tanto pese al gris día de los atacantes.

Bono: No tuvo que intervenir. Arriesgó en más de una salida de balón.

Pozo: Insistente en sus subidas, aunque frenado a veces por la presencia de Munir. No sufrió apenas atrás. Va tomando la medida al lateral.

Carriço: Volvió después de una lesión y fue la mejor noticia. Lideró la zaga y trató de lanzar el juego en más de una ocasión con el 0-0.

Sergi Gómez: Pocas preocupaciones ante los atacantes del Qarabag.

Escudero: Expeditivo atrás, pero algo limitado en ataque.

Gudelj: Buenas recuperaciones e incluso alguna atrevida aparición arriba buscando la portería rival. Es un recurso seguro para Lopetegui, sea donde sea.

Óliver Torres: Cuando el equipo firmaba un partido muy gris en líneas generales, él tomó los mandos y buscó atravesar líneas con pases o conducciones. Una buena ocasión suya al inicio del segundo tiempo destapó más verticalidad en su equipo.

Munir: Lanzó una buena falta que detuvo Begovic y poco más. Se pierde en el flanco derecho porque no tiene un desborde descomunal ni una capacidad de asociación notable. No hubo muchos méritos en esta cita más allá de alguna buena aparición en el área.

Rony Lopes: Quizás la pieza que más debía demostrar y menos hizo. Apenas intervino en ataque y fue el primero en salir del partido. Ni entra en juego ni trata de imponer protagonismo con regates o búsqueda de desborde. Escaso bagaje de un futbolista que costó muy caro.

Dabbur: No fue su mejor noche. Tuvo un par de ocasiones en el área y no acertó. Más incisivo como nueve que escorado en el flanco izquierdo, donde inició el choque.

Chicharito: Al mexicano le faltó algo de intensidad. Peleó con los centrales y jugó mucho de espaldas a portería, pero no brilló de forma especial.

También jugaron:

Bryan Gil: Entró, desbordó y marcó el gol del triunfo. Es el futbolista que menos minutos ha protagonizado de toda la plantilla del Sevilla en este inicio de temporada y tal vez su capacidad de desborde merezca más oportunidades.

Franco Vázquez: Pausó el juego cuando entró y trató de lanzar algún contragolpe.

Mena: Puso ganas y reflejó algo de nervios.