OPERACIÓN OIKOS

Todos los detenidos, en libertad con cargos tras negarse a declarar

El secreto del sumario de esta segunda fase de la Operación Oikos se levantará en diez o doce días.

Lasaosa, en un imagen de archivo.
Javier Blasco EFE

Siete de los detenidos en la segunda fase de la Operación Oikos, una investigación policial sobre una presunta trama de amaño de partidos que tiene a la Sociedad Deportiva Huesca en el mismo epicentro de las pesquisas, han pasado a disposición judicial esta mañana ante el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca, Ángel de Pedro. Y en todos los casos, a la vista de que el proceso se encuentra bajo un secreto de sumario que se prevé que se levante en diez o doce días, los detenidos se han acogido a su derecho a no declarar y han sido puestos en libertad con cargos.

Se trata del ex presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, el ex jefe de los servicios médicos, Juan Carlos Galindo, el director financiero del club oscense, Carlos Laguna, Francisco Javier ‘Pichu’ Atienza, ex jugador del Huesca y Reus y ahora en las filas del Real Zaragoza, el constructor Jesús Sanagustín, administrador de la constructora oscense Pryobras que ha hecho obras de ampliación en El Alcoraz, el ex jugador del Huesca Iñigo López y su representante Rodrigo Fernández Lobelle.

Los otros dos detenidos son Jacobo Sanz, entrenador de porteros de Al Qadsia, en Kuwait, y Aritz López Garai, también jugador del Reus en la campaña del supuesto amaño, que en principio no van a prestar declaración en Huesca.

Las investigaciones de esta segunda fase de la Operación Oikos se centran en el partido Reus-Valladolid de la penúltima jornada de Segunda División de la temporada 2016-17, que concluyó con triunfo del equipo catalán por 2-0. Y según las pesquisas policiales, el Huesca pagó una prima a los futbolistas del Reus para ganar el partido y así asegurarse el club altoaragonés la disputa del ‘playoff’ de ascenso a Primera. Ese resultado permitió al Huesca -que empató 0-0 con el Numancia- entrar en puesto de promoción de ascenso a Primera a costa del equipo pucelano, una posición que luego certificó en la última jornada del campeonato regular ganando 1-2 al Levante en el Ciutat de Valencia, cuando el equipo granota ya estaba ascendido directamente. Finalmente, el Huesca no logró su objetivo de ascender al caer eliminado contra el Getafe en semifinales del playoff.

Este tipo de acción entra desde 2010 dentro de un delito de corrupción entre particulares en el ámbito deportivo, y se encuentra tipificado en el artículo 286 bis y prevé la imposición de penas de prisión de 6 meses a 4 años.

Esta nueva fase de la Operación Oikos nace a raíz de un documento encontrado en el despacho presidencial de Agustín Lasaosa en el que aparecen anotaciones de cantidades de dinero y nombres como 'Rodrigo', 'Garai', 'Jacobo', 'Raúl/Aranda' y 'Doctor/Agustín'. Este manuscrito formaría parte de la pieza doce del sumario, sobre la que aún se mantiene el secreto. También queda por desvelar el apartado trece, en el que aparecería la información volcada de una de dispositivos informáticos, entre ellos teléfonos móviles encriptados, requisados a varios de los involucrados. Entre ellos, Aranda, Bravo e Íñigo López.