Temas del día Más temas

LAGANÉS 1-BARCELONA 2

1x1 del Barcelona: si Messi no 'chuta', todo cuesta más

El crack argentino, pese a la asistencia del primer gol de Suárez, no estuvo muy fino y apenas pudo engatillar un disparo en condiciones a la portería de Cuéllar.

Ter Stegen: Poco pudo hacer en el gol del marroquí En-Nesyri porque entró por toda la escuadra. Cometió un error de bulto al salir a destiempo en una acción con En Nesyri, al que afortunadamente el control se le fue fuera. Tuvo problemas por culpa de que el sol le daba en la cara, pero supo resolverlos con acierto. Muy bien con los pies.

Wagué: Partido correcto del senegalés, y más aún si tenemos en cuenta que eran sus primeros minutos esta temporada. Cometió algunos errores a la hora de combinar en la salida de balón y se le notó cierta falta de automatismo en sus subidas al ataque. Pero en líneas generales no perdió la cara nunca al partido y se mostró dinámico en su juego, sacándose de la chistera algún centro interesante. Por ahora, primera prueba superada.

Piqué: Empezó fatal. Lento, descentrado e inseguro. De hecho, el gol de En Nesyri llegó en parte porque el central catalán no supo atacar el balón, dejando espacio al marroquí para que chutara muy cómodo. Después tuvo otra acción con el mismo jugador, perdiendo el balón tras un mal despeje y posterior resbalón. Afortunadamente poco a poco se fue aposentando en el juego y hasta envió un balón de cabeza a la madera. Su partido no le ayudará para organizar próximas ediciones de la Copa Davis.

Umtiti: El central francés cuajó un partido discreto. No hizo nada mal pero tampoco destacó por buenas acciones. Excesivamente lento y con problemas para cubrir sus espaldas, lo mejor es que acabó aparentemente el partido sin secuelas físicas.

Junior: Completó un partido digno en la banda izquierda. Y eso que en el gol de En Nesyri perdió la posición, dejando un espacio que tuvo que ocupar sin acierto Piqué. Messi le fue buscando para abrir el campo, pero está claro que no es Alba.

Sergio Busquets: Muy discreto y para colmo vio una amarilla que le impedirá estar el próximo fin de semana en el Wanda Metropolitano. Valverde lo cambió para no cargar más sus piernas pensando en el partido de Champions ante el Borussia.

De Jong: El mejor del partido y con mucha diferencia. Cumplió con creces en todas las facetas del juego, tanto defensivas como ofensivas. Su capacidad para llenar el campo y suministrar balones es espectacular. Valverde decidió sustituirlo porque venía de haberlo jugado todo con Holanda y lo necesita muy fresco para el trascendental partido de la Champions.

Griezmann: Pésimo en todos los sentidos. No aporta nada en el juego y su situación empieza a ser desesperante, sobre todo porque con su selección brilla en todos los partidos y en el Barça se difumina alarmantemente. O empieza a espabilar o el Camp Nou pronto le echará en cara su mal juego.

Dembélé: Nefasto. Se supone que después de Messi es el jugador con más desequilibrio del equipo y no fue capaz de marcharse ni en una sola ocasión de su marcador Rosales. Es cierto que no se escondió y hasta dio un gran centro a Luis Suárez para que rematara de cabeza en la jugada más peligrosa del Barcelona en la primera parte. Empezó jugando como extremo derecho, pero ante su absoluta inoperancia, Valverde le cambió de banda en el minuto veinte, donde al menos se le vio con más presencia. Tuvo un mano a mano con Cuéllar tras un gran contragolpe dibujado por Leo, pero remató al bulto. Otro que ha empezado a correr el contador de la paciencia de la afición.

Suárez: Marcó un gol importante que puso el empate en el marcador tras un gran centro de Messi que supo rematar con criterio de cabeza. En la primera parte ya había avisado con otro remate con la testa que respondió Cuéllar con una grandísima estirada. Partido flojo en todo caso del delantero uruguayo.

Messi: Sólo pudo rematar un balón en condiciones a portería y lo hizo de manera defectuosa. Dio la asistencia del primer gol a Suárez, pero tampoco estuvo tan activo como en otras ocasiones. En parte por el rival, en parte porque sus compañeros no se asocian y en parte porque el viento y el horario tampoco ayudaban en exceso. No pudo continuar con su racha goleadora en LaLiga.

CAMBIOS

Rakitic: Su mejor partido esta temporada. Sustituyó a Busquets, colocándose en el pivote defensivo, moviéndose con soltura y criterio en la media hora que estuvo en el campo. A este nivel se merece ser titular ante el Atlético de Madrid sí o sí.

Arturo Vidal: Marcó el gol de la victoria con suspense incluido porque tuvo que ser el VAR que ratificara que no estaba en fuera de juego al venir el balón rebotado de un contrario. Como siempre en el chileno, su lucha y trabajo contagia al resto.

Ansu Fati: Estuvo veinte minutos en el campo. Más que suficientes para mostrar su talento y su capacidad asociativa. Sigue sumando en el primer equipo y eso en un chaval con 17 años es importante.