PREMIOS AS 2019

Más Ligas que nadie

El Real Madrid es el equipo de España que más Ligas ha ganado, 33 de los 90 campeonatos disputados. Gento es el que más títulos ganó (12) y Cristiano, el que más goles firmó (311).

En estos 90 años de Liga sólo un club, el Real Madrid, puede presumir de haber conquistado más de un tercio del total de campeonatos disputados. Nada menos que 33 de los 88 celebrados llevan el sello y la firma del equipo más laureado de España y de Europa. Por eso, los Premios AS tienen un espacio especial reservado a los blancos para premiarles su fidelidad y lealtad hacia la competición de la llamada "regularidad". Durante diez meses te consagras como el mejor, el más entero, el más fiable, el más competitivo. Todo eso permitió al Madrid cantar nada menos que 33 alirones, con esa cancioncilla que ahora sueña extraña (no es normal que en los últimos once años el Bernabéu sólo haya celebrado dos Ligas, las de 2012 y 2017), pero que a los chavales de mi generación se les hacía tan cotidiano como la Carta de Ajuste: "¡Alirón, alirón, el Madrid es campeón!".

El Divino. Ese era el apodo de Ricardo Zamora, el mejor portero de la Historia de España junto a Iker Casillas (y no me olvido de Iribar y Arconada). Zamora, junto a Ciriaco, Lezcano, Quincoces, Olivares o Lazcano, levantó en 1932 la primera de muchas. Santiago Bernabéu, que lo fue todo en el Madrid, era por entonces el Delegado de la Sección de Fútbol. Un año después repitieron éxito y el Madrid se permitió el lujo de arrebatarle al Barça a Pepe Samitier (fichado en el mercado de invierno). En la jornada 15, Samitier fue el verdugo de su Barça metiendo los dos goles de la victoria en un abarrotado Chamartín...

Hubo que esperar más de dos décadas para ver la 3ª de las 33. Luis Nieto ya les explica en su columna la influencia decisiva de la llegada de Di Stéfano. Pero conviene recordar algo que refuerza la teoría de la dificultad de ganar Ligas. En ese quinquenio mágico e histórico con cinco Copas de Europa consecutivas, los blancos sólo ganaron dos títulos ligueros (1957 y 1958).

Fue en los años 60 en los que Santiago Bernabéu pudo fumar feliz sus puros en el Palco del Bernabéu a base de ganar Ligas en un periodo hegemónico que supera, incluso, al vigente que ha definido el Barça de Messi. De 1961 a 1969 el Madrid fue el rey del campeonato en ocho ocasiones, cediendo sólo el título de 1966, justo en el año en el que ganó la Sexta Copa de Europa con la famosa generación de los yeyés. Esa tacada, de 1961 a 1965, difuminó en parte el parón del equipo en el Viejo Continente (el Benfica de Eusebio y el Inter de Facchetti, Mazzola, Jair y Luis Suárez tuvieron mucho que ver en ello).

Tras esa década prodigiosa, el Madrid mantuvo su cita puntual con el cetro liguero en los años 70, en los que unió a su colección los títulos de 1972, 1975, 1976, 1978, 1979 y 1980. Aún así y tras cuatro años de dominio de los equipos vascos (dos ligas para la Real Sociedad y dos para el Athletic Club), la Quinta del Buitre protagonizó otro periodo hegemónico incomparable. Cinco seguidas desde 1986 a 1990. La primera de ellas, la 85-86, marcó otro registro: el Madrid ganó los 17 partidos jugados en el Bernabéu, sin ceder un solo punto. La magia de Butragueño y los goles de Hugo Sánchez (22) y Valdano (16) resultaron determinantes.

Hablando de Jorge Valdano, con él en el banquillo el Madrid ganó el título de 1995 en una temporada sellada con el 5-0 al Dream Team de Cruyff, que cerraba las heridas de las cuatro Ligas seguidas de los azulgrana, con la frustración añadida de los dos títulos perdidos en Tenerife con dos arbitrajes discutidos.

Poco después de conquistar Capello su primera Liga de blanco (1997) llegaron los Galácticos, con Figo en la avanzadilla, y así cantó Del Bosque los alirones de 2001 y 2003. Ya iban 29 títulos y le sacaban al Barça un mundo (llevaba sólo 16). Ahora la desventaja ha bajado de 13 a siete. Toca resetearse. Zidane, tu turno.

En cuanto a los logros individuales de estos 33 entorchados hay que destacar las 12 ligas de Paco Gento, el hombre récord. Esas 12 en 18 años en el Madrid reflejan la regularidad de los blancos en esas dos décadas. Allí también sacaban músculo Amancio Amaro (9 Ligas y 155 goles), un futbolista diferencial, o Pirri (10 Ligas y 123 goles). Y apunten a Raúl González, el eterno capitán, que logró seis títulos ligueros (550 partidos y 228 goles), poniendo de moda la celebración con el famoso capote de torero y el escudo del Madrid en el centro del mismo. Hablando de goleadores no podemos olvidar tampoco los 216 goles ligueros de Di Stéfano, los 186 de Santillana, 164 de Hugo Sánchez, 156 de Puskas o los 311 de Cristiano, sin duda el mejor artillero de la historia del club. Y no dejemos a un lado a Iker Casillas, que ayudó con sus paradas milagrosas a ganar una manita de Ligas. Gracias a todos. Con ustedes, el Madrid, el Rey de LaLiga.