REAL MADRID

Zidane afrontará la patata caliente de Bale este jueves

Es cuando el galés tiene que regresar a Valdebebas para entrenarse con el resto de la plantilla o en solitario. El técnico decidirá si le convoca para el encuentro ante la Real

A vueltas con Bale… Y no hay respiro. El galés será noticia hasta que normalice su situación en el Madrid, pero parece que el futbolista no está por la labor. Las últimas semanas de estancia en el equipo blanco han avivado el debate sobre su compromiso. Sobre todo por el hecho de que haya jugado con su selección de parón en parón y que, en los 46 días que ha habido entre su último encuentro con el Madrid (ante el Granada el pasado 5 de octubre) hasta hoy ni siquiera ha realizado un entrenamiento con la plantilla blanca… Se estaba recuperando de su dolencia. Una dolencia secreta, pues Bale ha prohibido al Madrid que facilite información médica de él. Mientras, el Madrid jugó seis partidos, dos de Champions y cuatro de Liga.

Ahora es a Zidane al que le toca decidir si hay indulto para el galés o si no lo hay. Y la patata caliente le llegael jueves. Ese día, el galés tiene que ir a Valdebebas para entrenarse con el resto de sus compañeros... o seguirá ejercitándose en solitario, como ha venido haciendo hasta ahora. Pero en este plazo de tiempo, muchas cosas han cambiado desde que Bale se lesionara en el encuentro con Gales ante Croacia (el pasado 13 de octubre). La primera, la irrupción de Rodrygo, el hombre de moda en la entidad, que viene de haber jugado unos minutos en los dos encuentros de Brasil (ante Argentina y Corea de Sur). Es un elemento más que se suma al overbooking que hay en la banda derecha. Como la banda izquierda está copada por Hazard, la derecha se la disputan Rodrygo, Vinicius, Lucas Vázquez, Brahim… y el propio Bale.

Zidane dará la lista de convocados el día antes del partido ante la Real Sociedad. Por tanto, el viernes se sabrá si Zidane le ha concedido el indulto a Bale. Antes de que se lesionara y a pesar de que había sido descartado durante todo el verano, sí que había echado mano de él. Tanto, que de los diez encuentros jugados hasta esa fecha, Bale había disputado siete (dos goles y dos asistencias). Sólo se había quedado fuera de tres convocatorias (dos por decisión técnica ante Brujas y Osasuna y una por sanción ante el Levante). Ahora es Zidane quien debe decidir si sigue contando con él o le castiga por su actitud...