Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Serie A
Inter Inter INT

-

Roma Roma ROM

-

Bundesliga
Ligue 1
Lille Lille LIL

-

Brest Brest BRE

-

Nîmes Nîmes NIM

-

Lyon Lyon LYO

-

Euroliga
Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

Alba Berlin ALB

-

Panathinaikos PAN

-

Olympiacos OLY

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Ajax Ajax AA

-

Willem II Willem II WII

-

COPA LIBERTADORES | LA ENTREVISTA

Gabigol, antes de la final con River: "Nunca me vine abajo"

El pichichi de la Libertadores y el Brasileirao habla con AS de la cita del año en Sudamérica, su fallido paso por Europa o la Selección brasileña.

Gabigol, antes de la final con River: "Nunca me vine abajo"
Andre Mourao / Pedro Martins

A dos días (sábado, 21:00 h.) del gran evento del año en Sudamérica, la final de la Libertadores, una cita por la que Flamengo y River paralizarán el continente, Gabigol (23 años) atiende a AS. Son decenas de peticiones de entrevistas las que ha recibido en las últimas semanas el pichichi del torneo y del Brasileirao, que ha tenido que rechazarlas en su gran mayoría y que en España sólo charlará con este periódico.

Su etapa europea: Inter, Benfica y vuelta al origen

En el Inter jugó diez partidos (un gol) a las órdenes de Frank de Boer, Pioli y Spalleti. ¿Por qué no convenció a ninguno?

Aprendí mucho durante en Italia aunque tuviera pocas oportunidades. Llegué muy motivado para mostrar mi mejor fútbol, me esforzaba siempre en los entrenamientos, tratando de entender la filosofía de cada entrenador en un ambiente nuevo para mí. Quizá con continuidad el resultado hubiera sido otro. Siempre respeté sus decisiones, aunque sabía que podría haber jugado con más frecuencia.

En el Benfica tuvo cinco encuentros y sólo metió un gol. ¿Llegó a dudar de usted?

Nunca bajé la cabeza. Sé mi potencial y tenía que seguir trabajando para que llegaran las oportunidades. De hecho, mi paso por Portugal fue muy rápido pero me hizo darme cuenta de que necesitaba sonreír de nuevo, hacer lo que más me gusta y siempre con la cabeza alta. Nunca me vine abajo.

¿Quién le ayudó y quién le decepcionó más?

Mi familia es la base de mi evolución y siempre será así. Mis padres, en particular. Sólo puedo agradecerles todo el apoyo y por ellos tengo un tatuaje en la espalda. A las decepciones prefiero no prestarles atención. Todo sirve como aprendizaje.

¿Qué le faltó para asentarse en Europa?

Hoy, unos años mayor, me siento más maduro, más preparado. Por supuesto, en ese momento era más joven y es normal que a un chaval le lleve un poco más de tiempo asimilar una nueva cultura y diferentes métodos de trabajo. Tuve dos grandes temporadas en Brasil y ahora me veo como otro jugador: más maduro, centrado y evolucionado técnica, táctica y físicamente.

¿Se arrepiente de algo?

No me gusta hablar de arrepentimientos porque si hubiera cambiado algún detalle de mi carrera el resto sería diferente. La vida está hecha de elecciones y riesgos para todos. Lo que he intentado es mejorar ahora algunas reacciones para evitar tarjetas.

La Libertadores, un objetivo que se le resiste a Flamengo

Va camino de ser máximo goleador del Brasileirao por segunda vez seguida, lo que demuestra su nivel, y es pichichi de la Libertadores. ¿Le apetece probar de nuevo un reto más exigente?

El Brasileirao es de los más disputados del mundo. Ser el máximo goleador el año pasado fue muy importante en mi carrera y espero repetir este. Es el resultado del trabajo duro y ayuda a mostrar mi evolución. Me siento preparado para marcar en Brasil, Inglaterra, Alemania, España… donde sea.

¿España es su preferencia?

La Liga es un gran campeonato, muy famoso en Brasil desde siempre, e incluso trato de verlo cuando puedo. Tiene grandes jugadores, probablemente los mejores del mundo, y equipos de potencial mundial como Barça, Madrid, Atlético, Sevilla, Valencia... Es un estilo de fútbol que me gusta por ser muy rápido, dinámico y de alto nivel técnico.

¿Cómo maneja el equipo la presión por el esfuerzo económico del club y las ansias de la afición de celebrar la Libertadores?

Es un momento muy especial para Flamengo, así que imagine para la afición, que lleva esperando 38 años, desde el título de 1981, para vivir esta final. Tenemos que ofrecer nuestra mejor versión grupal. Es algo mágico, la afición está muy entusiasmada. River tiene un gran equipo, es el campeón actual y será un rival muy duro, pero tenemos jugadores de mucha calidad y entraremos al cien por cien.

¿A qué deben prestarle más atención de River?

Es un equipo muy experimentado y que ha ganado títulos continentales en los últimos años. Ha estado jugando junto durante mucho tiempo, así que sabe cómo afrontar momentos decisivos. Sabemos que siempre es difícil jugar contra rivales argentinos en eliminatorias y, especialmente, en finales, pero mostraremos nuestra habilidad y mejoraremos nuestro estilo con toque rápido y velocidad en la circulación. Será un partido para la historia. ¡Queremos la copa! ¡Son 40 millones de aficionados preparados para celebrar!

¿Qué le ha parecido el trabajo con Jorge Jesus desde su llegada?

Es un excelente técnico, me ha estado ayudando mucho. He evolucionado como jugador y también como persona con él. Mi participación en el juego de equipo, la lectura táctica, la mejora física, la parte técnica... Es el mejor entrenador con el que he trabajado y se ha ganado al grupo. Compramos su idea desde el principio y ha estado haciendo una labor ejemplar.

La Selección brasileña: Tite, la Copa América, los Juegos...

¿Qué importancia tiene para usted estar en la próxima Copa América?

La Selección es siempre un sueño. Tuve la oportunidad de volver este año y siempre es un privilegio servir a mi país. La Copa América es un objetivo, pero prefiero mantener los pies en el suelo con el trabajo diario, porque sé que todo será el resultado de lo que consiga en mi club. Siempre estaré preparado para representar a Brasil en cualquier competición.

¿Cómo valora la competencia en su puesto con Firmino o Gabriel Jesus?

Son grandes jugadores, los admiro mucho. Están muy bien en sus equipos y juegan en Inglaterra, pero, obviamente, yo busco mi hueco.

¿Siente que parte con desventaja por no jugar en Europa?

No. Tite está llamando a muchos jugadores que están en Brasil, sin ir más lejos a mí. Eso demuestra que está siguiendo el fútbol brasileño, que tiene grandes jugadores y equipos.

¿Ha hablado con él?

En el parón de octubre tuvimos la oportunidad de trabajar juntos y siempre es un placer aprender del Profesor Tite. Es un especialista en grupos, sabe cómo motivar a los jugadores y nos ayuda mucho tácticamente, incluso con lo que tenemos que mejorar en nuestros clubes. Es un gran entrenador y su currículo es una prueba clara de ello.

Se ha comentado mucho sobre su relación con Neymar...

Siempre ha sido uno de mis ídolos y nunca lo he ocultado, también porque pasamos por la misma base, la de Santos. Le admiro y respeto mucho su carrera. Espero verle pronto en el campo brillando, sin lesiones y con esas jugadas que gustan tanto a los amantes del fútbol.

Sabe lo que es ganar un oro olímpico, en Río 2016. ¿Se ve en Tokio 2020?

Fue sin duda un hito en la carrera de todos los que lo conseguimos, aún lo tengo muy presente. Fue el primer oro de Brasil en fútbol, escribimos nuestro nombre en la historia. Ahora, volver a unos Juegos, aunque suene muy atractivo, es poco probable.

Hablan Júnior Pedroso y Cristiano Torelli, su 'equipo'

Júnior Pedroso, socio de 4ComM Career Management:

"Gabriel ha estado evolucionando cada año, tanto dentro como fuera del campo. Su evolución se evidencia en sus números y en su comportamiento fuera del césped. Hoy en día está rodeado de profesionales que le ayudan en su dieta, en la regeneración muscular y en la preparación física y mental. ¡Gabriel está listo para dar otro salto en su carrera y alcanzar un nuevo nivel!".

Cristiano Torelli, abogado:

"Gabriel, a pesar de tener sólo 23 años, ha pasado por muchas cosas en el fútbol, lo que le ha hecho madurar mucho en todos los aspectos. La intensidad y dedicación física y táctica que mostró el año pasado jugando para Santos, con y sin balón, ha evolucionado aún más con Jorge Jesus. ¡Hoy, sin duda, es uno de los mejores delanteros del mundo!".