MALLORCA

El Cucho Hernández se entrena ya con la plantilla bermellona

El delantero colombiano del Mallorca, recuperado de su lesión, ya trabaja con el grupo a la espera de reaparecer. Será otra opción arriba para Vicente Moreno.

Cucho Hernández entrenándose con el Mallorca.
RCD Mallorca

Una lesión en los isquiotibiales y su paso por el quirófano el pasado verano habían impedido que el Cucho Hernández se integrara en la plantilla del Real Mallorca. Desde entonces, el delantero colombiano ha realizado el proceso de recuperación en las instalaciones del Watford, equipo que cedió a Hernández al Mallorca en el pasado mercado de fichajes y este lunes por primera vez el jugador se ha unido a sus compañeros poniéndose a las órdenes del técnico, Vicente Moreno.

Tres meses después el futbolistas colombiano ya es uno más en la delantera del equipo bermellón para reforzar al equipo, como dijo el entrenador valenciano como primer "refuerzo invernal". A partir de ahora, el Cucho entre en la dinámica de adaptación y puesta a punto para ser uno más en el equipo y aunque la espera se ha hecho larga, el jugador intentará, con su capacidad goleadora, contribuir a uno de los aspectos que más le está costando al equipo balear que es la capacidad realizadora.

Hasta la fecha, el Cucho Hernández había coincidido con sus nuevos compañeros cuando el equipo visitó al Getafe y en el estadio de Son Moix con motivo del Mallorca-Real Madrid de la pasada jornada 9 del campeonato.

Hay que recordar que el Cucho Hernández no es nuevo en el fútbol español pues ya jugó defendiendo la camiseta del Huesca la pasada temporada en Primera División en la que marcó 4 goles y la anterior en segunda donde registró 16 golea colaborando activamente en el ascenso del equipo aragonés a Primera.

Ahora compartirá delantera con Budimir, Abdón, Chavarría y Alegría, nómina de delanteros mallorquinistas de los que solo Budimir es titular indiscutible y todos con características muy distintas a las del colombiano, un delantero rápido y con regate, así como con capacidad goleadora.