SPORTING

El Sporting peor clasificado se prepara para visitar el Tartiere

El equipo gijonés nunca había afrontado un derbi asturiano en una posición tan baja. Una derrota abultada podría meterle en descenso y sacar al Oviedo

El Sporting peor clasificado se prepara para visitar el Tartiere
PACO PAREDES DIARIO AS

El Sporting de José Alberto no ha acabado de despegar y se encuentra esta próxima jornada con una de las dos grandes citas de la temporada, sus duelos con el eterno rival, en una situación inédita hasta ahora. Los rojiblancos se presentan en el Carlos Tartiere con su peor clasificación en el último medio siglo, en decimosexta posición a solo tres puntos de la zona de descenso que marca precisamente el Oviedo.

El equipo gijonés ha visitado al Oviedo en Segunda División en 19 ocasiones, desde que el primer duelo en esta categoría de plata se disputase el 27 de enero de 1929 (6-2 para los locales fue el marcador final). Los triunfos desde entonces se han repartido de forma casi igual: ocho para los azules y siete para los rojiblancos, con cuatro empates en los encuentros restantes.

La pasada temporada, el Sporting había llegado por estas mismas fechas a la capital del Principado en el puesto 14, de la mano de Rubén Baraja. Había sido su clasificación más baja hasta ese momento si se toma como referencia los últimos 50 años en los que se habían producido siete enfrentamientos de la máxima rivalidad asturiana. Pues ese puesto se ha empeorado en esta campaña después de la derrota del pasado sábado frente al Numancia en El Molinón (0-1).

Para encontrarse con una posición tan baja el Oviedo, en puestos de descenso, hay que ir hasta el fatídico año 2003 en la historia del club azul que acabó en Tercera División por un descenso administrativo. El Sporting acudió al nuevo Tartiere en aquella temporada en la jornada 36 en la octava posición y con su rival como colista de la clasificación.

Diego Mariño reconoció el pasado domingo que “el derbi no llega en el mejor momento para nosotros”. Una derrota podría resultar un drama porque, dependiendo sacaría al Oviedo de la zona de descenso para meter ahí a los rojiblancos, aunque para ello deberían ganar los azules por más de tres goles de diferencia.