Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

REAL MADRID

Van de Beek se adapta al Madrid

El holandés puede jugar en tres posiciones distintas del centro del campo. En los dos últimos partidos ha vuelto al doble pivote y sigue marcando goles.

Van de Beek sólo tiene 22 años pero ya ha superado los 150 partidos con el Ajax. El Madrid le echó el ojo a raíz de la temporada pasada, cuando jugaba prácticamente como segundo punta. En cambio no creció en esa posición y en los últimos partidos tampoco se está desarrollando ahí. Y el Donny más polivalente sigue marcando goles. Los blancos sólo pueden alegrarse de su madurez.

En sus primeras temporadas en el primer equipo siempre jugó en un centro de campo de tres, habitualmente como interior. Esta sería la posición más demandada en el club blanco, acostumbrado a un 4-3-3 inamovible, y la intermedia entre los dos puestos que ha ocupado en los últimos meses.

Donde ha deslumbrado a Europa es como llegador y ahí también comenzó a jugar esta temporada. Pero con otros compañeros por detrás (de De Jong-Schöne a Edson-Lisandro) con menos capacidad organizativa, perdió gol y ganó peso en el centro del campo. La maquinaria ofensiva ajacied funcionaba también sin él y el impacto de Promes hacía muy difícil sacarle del once. En Stamford Bridge por fin Ten Hag se atrevió: tres delanteros, Ziyech de mediapunta y Van de Beek al doble pivote.

La decisión de ese once estaba condicionada por el estado físico de Edson Álvarez, que llegaba algo tocado a Londres. Sin embargo, en esta jornada de liga no tenía por qué insistir en esta idea (aunque el rendimiento de Ziyech como 10 había ido mucho mejor de lo esperado) y lo hizo. Edson Álvarez se quedó en el banquillo y Ten Hag dio la oportunidad a Labyad, un mediapunta importante en el equipo pero que no acumula demasiados minutos con el Ajax.

De esta manera, Van de Beek volvió al centro del campo para acompañar a Lisandro Martínez (central de formación). Si bien es cierto que fue un partido muy cómodo, Van de Beek no se cortó a la hora de subir al ataque e interpretar los espacios como mejor sabe. El gol ante el Chelsea y el primero frente al Utrecht responden al tipo de gol de la temporada pasada. 

Puede que Ten Hag ya haya encontrado la variante de su once más ofensiva y esta pasa por colocar a Van de Beek en el doble pivote. Ahí sigue creciendo y madurando, siendo cada vez más polivalente y más preparado para la élite.