Competición
  • Champions League

ITALIA

Pescar en río revuelto: los 'chollos' del Nápoles tras el motín

La revuelta del vestuario ha hecho que la relación con el presidente se deteriore hasta niveles insospechados. Dos de sus estrellas terminan contrato en junio.

El motín que tuvo lugar en el seno del Nápoles tras el empate ante el Salzburgo en la Champions podría suponer una gran oportunidad de mercado para los grandes europeos que busquen reforzarse en el mercado de invierno. Aurelio De Laurentiis, propietario del club, está profundamente decepcionado con los jugadores y el técnico, Carlo Ancelotti.

Serie A

Clasificación PTS PG PE PP
6Roma 22 6 4 2
7Nápoles 19 5 4 3
8Parma 17 5 2 5
Clasificación completa
Próximos partidos
Milan - Nápoles S-23/11 18:00
Nápoles - Bolonia D-01/12 18:00
Udinese - Nápoles S-07/12 18:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 11 de noviembre de 2019

Considera que su actitud es muestra defalta de compromiso y profesionalidad con la entidad. Y De Laurenttis, un personaje profundamente emotivo y visceral, no suele ir de farol. En este panorama hay dos futbolistas en el ojo del huracán: Mertens y Callejón. A pesar de ser dos de las estrellas del equipo y piezas clave en el esquema de Ancelotti, son los únicos que terminan contrato esta temporada. Ante la posibilidad de que la relación no mejore y se nieguen a renovar sus contratos, el club podría verse obligado a buscarles una salida en enero para no arriesgarse a perderles sin percibir nada a cambio el próximo verano.

En el delantero belga ya hay un equipo interesado en la misma Serie A. Se trataría del Milán, según la prensa italiana. Un equipo deportivamente muy necesitado que podría reforzarse de forma inesperada con un jugador de primer nivel. Una oportunidad que sería difícil dejar pasar.

En cuanto al centrocampista español, se habla de la Superliga china, donde podría conseguir un acuerdo muy lucrativo, aunque no sería el único. Insigne y Kalidou Koulibaly, futbolista que llegó a sonar para el Real Madrid el pasado verano, también parecen haber perdido el favor del presidente y su futuro en San Paolo es más dudoso que nunca.